Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Aleksandr Solzhenitzyn - Александр Солженицын
4 ago. 2008
.
Aleksandr I. Solzhenitzyn -Александр Исаевич Солженицын- ha muerto en su domicilio moscovita. Vivió una larga y accidentada vida, cuyo tramo final, tras la caída de la URSS, discurrió en medio de la normalidad que durante décadas le fue esquiva; por no decir vetada.
.
Solzhenitzyn era un pensador sin prejuicios ni compromisos, además de un prosista extraordinario y descarnado. Las personas con semejante perfil tienen pocos amigos. En su caso particular, fue detestado dentro y fuera de Rusia por los comunistas de la facción más rancia; esos mismos que aún hoy reivindican a Stalin y fabulan con la revolución proletaria universal.
.
Tampoco en Occidente contaba con demasiados incondicionales. Su prestigio literario y su antigua condición de represaliado, particularmente por Stalin y Brezhnev, languidecieron cuando resultó obvio su alineamiento con los postulados generales del Kremlin durante la etapa presidencial de Vladímir Putin [algo muy parecido sucede con Mikhaíl Gorbachev]. Una actitud tal era equivalente al anatema. Y si a ello sumamos que Solzhenitzyn censuraba abiertamente la decadencia occidental y la muy notoria ausencia de valores en Europa y EE.UU, sobran otras aclaraciones:
No tengo ninguna esperanza en Occidente -dijo-, y ningún ruso debería tenerla. La excesiva comodidad y prosperidad han debilitado su voluntad y su razón.
Descanse en paz.
.
Nota.- Arriba, portada de un reciente ensayo de Aleksandr Solzhenitzyn: "Reflexiones sobre la revolución de Febrero".

Etiquetas: ,

 
4 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el lunes, 04 agosto, 2008. Blogger Corpi escribió…

    Leí el primer volumen de Archipiélago Gulag donde cuenta todo lo que tuvo que pasar desde que fue arrestado por escribir unas cartas desde el frente, su estada en la Lubianka, creo recordar, el juicio, la condena y el traslado a los campos de Siberia: auténticas barbaridades. Y lo que más recuerdo es que cuando contaba alguna animalada que le hacían decía: "¡Y en los campos era peor!" Y tanto que lo fue.

     
  • Publicado el lunes, 04 agosto, 2008. Anonymous Anna escribió…

    Si no acabase de enterarme de que esa frase final de tu artículo es de Solyenitzin, juraría que es tuya ;)

     
  • Publicado el martes, 05 agosto, 2008. Blogger César escribió…

    - Saludos, Corpi. También yo conocí a Solzhenitzyn cuando apareció en España su Archipiélago Gulaj; o sea, en la última glaciación [1974, si no recuerdo mal]. Sin embargo, más allá de su extraordinaria dureza, aquellas páginas me parecieron conmovedoras. Se necesita mucha generosidad para evocar el sufrimiento del modo en que este hombre lo hacía.

    - Je, je, Ana de las dos eNes ... He tardado más que el maestro ruso en percatarme; pero hoy tengo muy claro, desde estas gafas mías, que el Imperio de Occidente se ha instalado en la decadencia. Otros adversarios potenciales, con más corazón y capacidad de sufrimiento, ganarán la partida.

     
  • Publicado el miércoles, 06 agosto, 2008. Blogger Corpi escribió…

    Así es César, hay que tener un par de cojones como él o Shalámov para querer recordar todos esos malos momentos y ponerlos por escrito. Y eso que dicen los que saben que los humanos tenemos tendencia a olvidar todo aquello malo que nos pasó. Menos mal que no es verdad, al menos del todo.

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter