Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Dick Bocazas Cheney y otros fantasmas de la Guerra Fría [y 4]
vamos a contar mentiras ...
20 jun. 2006


La conspiración antirrusa, que algunos podrán considerar una humorada o un rasgo paranoide del que suscribe, tiene raíces muy viejas y profundamente ancladas en la historia moderna de Occidente [digamos, para fijar las mínimas referencias, que desde el comienzo del siglo XIX]. Pero es a partir de la Primera Guerra Mundial, y tras la Revolución rusa de 1917, cuando personajes como Sir Winston Churchill, tan admirable en otros muchos sentidos, comenzaron a juzgar al Kremlin como si del mismísimo epicentro del infierno se tratase. De hecho, ya en 1918, Churchill abogaba por la atomización de la recién nacida URSSdesintegración, para no andarnos con eufemismos- o, en su defecto, por cercar al nuevo estado socialista con un “cinturón de países que odien a muerte a los bolcheviques”.

Casi cuatro décadas después, concluida la Segunda Guerra Mundial, y mientras Moscú se las veía y deseaba para levantar un país desangrado y exhausto, cobraba fuerza entre sus presuntos aliados occidentales –digámoslo así- la teoría de que Stalin concentraba sus energías en la expansión del Comunismo hacia el Oeste [olvidando que los propios británicos, por ejemplo, habían estado maniobrando en Polonia para instalar a uno de sus agentes en la cúpula del poder].

La lista de omisiones y mentiras resulta interminable y lamentable. Sin embargo, me permitiré rescatar un par de esas joyitas que el circo mediático responsable de desinformarnos a diario ha venido menospreciando sistemáticamente en su alineamiento con los teóricos buenos de la película; por ignorancia manifiesta, a veces, y porque al deber de informar con rigor le sucede lo que al Sexto Mandamiento de los Cristianos: todos lo conocen, pero casi nadie lo practica.
[El tema está ampliamente documentado, si bien elijo el relato del historiador ruso Valentín Falin:] “ ... en los diez días finales de agosto [1.945] surgió ‘el Mapa Estratégico de ciertas regiones de Rusia y Manchuria’, confeccionado con participación de altos mandos de Estados Unidos. Allí figuraban quince ciudades soviéticas, con blancos marcados que habían de ser destruidos en primer lugar, y cálculos –partiendo de la experiencia adquirida en Hiroshima y Nagasaki- de cuántas cargas nucleares se necesitarían para hacerlo ... Se trataba de un plan para desplegar la fabricación y el almacenamiento de bombas atómicas destinadas para agredir a la URSS. En este contexto, se hacía obvio que Japón sólo había servido como polígono de pruebas, efectuadas en vísperas de un ataque contra la URSS, que ya se estaba planificando ...”
Interesante, ¿verdad? Bueno, las quince ciudades de referencia llegaron a ser doscientas poco después, como mencionábamos en el capítulo precedente, pues, según la doctrina imperante en Washington desde el fallecimiento de Roosvelt y el entronamiento de Truman –la versión sajona de Adolf Hitler-, “sería mucho mejor que el choque se produjera antes de que Rusia fuese capaz de reconstruir y desarrollar su inmenso poderío militar, económico y territorial”.

Por fortuna, ésta es sólo la historia de una actitud que no llegó a concretarse. Sin embargo, la actitud era –y es- tozuda, y sus réplicas ocasionales fueron incalificables [por no decir ‘criminales’ directamente]. Júzgalo tú mismo/a:
[Traduzco parte de un interesante análisis de Roman Kupchinsky, difundido el pasado 11 de mayo en el Boletín nº 10 de la nada rusófila publicación RFE/RL Newsline:] “En enero de 1982, el Presidente Ronald Reagan aprobó sin miramientos el plan de la CIA para sabotear un segundo gasoducto en Siberia –se deduce fácilmente que hubo, al menos, un proyecto anterior de sabotaje-, volviendo contra la Unión Soviética su necesidad de adquirir tecnologías occidentales. La operación fue inicialmente revelada en las memorias de Thomas C. Reed, un antiguo Secretario de las Fuerzas Aéreas, que también había servido en el Consejo Nacional de Seguridad. En su libro ‘At the Abyss: An Insider’s History of the Cold War’, Reed escribió: A fin de desbaratar el suministro de gas soviético, los ingresos de divisas procedentes del Oeste y, en último término, la economía interna de la nación, el software desarrollado para accionar las bombas, turbinas y válvulas había sido manipulado para que, después de un intervalo de tiempo razonable, reajustase la velocidad de bombeo y los parámetros de las válvulas con el fin de elevar la presión muy por encima de lo admisible para las juntas y soldaduras del gasoducto. El resultado sería la más monumental explosión no nuclear y el mayor incendio nunca visto desde el espacio”.
Impresionante, ¿verdad? Por razones nunca bien aclaradas, tampoco este crimen se hizo realidad. Quizá el KGB tuvo conocimiento de lo que se tramaba en Washington. No lo sabemos. Con todo, lo verdaderamente interesante de este nuevo atropello en grado de tentativa va más allá de su misma naturaleza criminal: Europa entera -excepto Noruega- hubiese sufrido las consecuencias de un desabastecimiento repentino, que habría colapsado gran parte de su aparato productivo, desatando una crisis energética de consecuencias impredecibles. Tal vez, incluso, una represalia militar del Kremlin, sobre cuyo alcance prefiero no especular.

Como he dicho anteriormente, el inventario de tropelías occidentales contiene de todo y más. No obstante, estas dos anécdotas sin importancia deberían inducir a los más incondicionales a cuestionarse, siquiera como ejercicio intelectual, la naturaleza virginal del autoproclamado mundo libre, que jamás ha movido un dedo en favor de sus semejantes si dicho movimiento carecía de retribución.

Con el tiempo, supongo, saldrán a la luz nuevas maquinaciones ideadas por los conspiradores contemporáneos más activos y vehementes: Zbigniew Brzezinski, Dick Bocazas Cheney y Donald Rumsfeld, entre otras figuras egregias del pacifismo y los derechos humanos, cuya venida al mundo es una desgracia comparable al nacimiento del estrangulador de Boston.

Etiquetas: , , , ,

 
16 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el miércoles, 21 junio, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Es igual.
    Con las armas finalmente no quisieron, quizás porque no podían.
    En la década de los 80 lo consiguieron más sútilmente.

     
  • Publicado el miércoles, 21 junio, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Y continúan.

     
  • Publicado el jueves, 22 junio, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    No solo puedes aplicar el Sexto Mandamiento,César, creo que el Noveno también. Exactamente el sábado por la noche estuve viendo por estos lares un documental sobre lo que hablas en tu post -lógico, sin tantos pormenores ni detalles- casi me pareció armado a intereses non sanctos. No puedo menos que preguntarme por qué sale a la luz ahora?
    Saludos, César.
    Tere

     
  • Publicado el jueves, 22 junio, 2006. Blogger César escribió…

    Tratándose de documentales, Tere, es decir, de alguna producción televisiva, las razones potenciales van desde el simple y honroso objetivo cultural de las cadenas, hasta la necesidad de rellenar espacios haciendo una incursión en el pasado reciente, repleta de matices morbosos. Hay de todo en la viña del Señor.

    La Guerra Fría ya no vende, porque, supuestamente, dejó de librarse hace años, y en Holliwood le han dado carpetazo . Pero si algunos -y me incluyo- se empeñan en acreditar que tal cosa no responde a la verdad y, además, que los buenos oficiales eran más malos que tumor cerebral ...

    En fin, tal vez alguna emisora de TV llegue a la conclusión de que revisar la Historia reciente, poniendo al descubierto las mil y una patrañas que se ha tragado la sociedad a lo largo de años y años, con el aval de sus dirigentes, puede ser un camino para aumentar la audiencia. Por supuesto, tengo serias dudas de que algo así llegue a consolidarse, porque hace falta mucho más que un documental aislado para sembrar la duda entre los espectadores ...

    Y ya que de dudas hablamos, si alguna cadena occidental se propone seriamente destapar la verdad, quizá desde arriba decidan cortarle las alas [no sería la primera vez] ... ¿O es que alguien cree seriamente que el Poder tiene en cuenta las reglas del juego democrático si se considera amenazado?

     
  • Publicado el jueves, 22 junio, 2006. Anonymous Nurgle escribió…

    Pero que cadenas,mirando los hechos objetivamente te puedes llegar a preguntar ¿a quien sirven? desde luego a la libertad de información no (y no quiero entrar en teorias conspiranoicas) pero cuando durante dias te abrieron los noticiarios y las primeras planas con los "miles de bielorusos" que habian salido a la calle para protestar contra el fraude electoral cometido por el regimen "dictatorial", luego resulta que esas imagenes son fraudulentas, montajes, creo que tenemos derecho a cuestionarnos la información que nos proporcionan y a preguntarnos a quien sirven, y por ultimo como esos mismos medios pueden denunciar la falta de libertad de informacion en algunos paises

     
  • Publicado el jueves, 22 junio, 2006. Blogger César escribió…

    Como muy bien dices, Nurgle, la cuestión es que tenemos derecho a cuestionarnos la información que nos proporcionan y a preguntarnos a quién sirven ... Claro que la verdad no paga el recibo de la hipoteca a final de mes. Así nos luce el pelo.

     
  • Publicado el jueves, 22 junio, 2006. Blogger LUIS AMÉZAGA escribió…

    Conspiraciones antirrusas, y otras antisemitas, otras antiyankis. Siempre hay datos de historia real, aderezada con literatura. Hoy creo en la globalidad para bien y para mal. Y todos nos ahogaremos en el mismo barco si se hunde. Mientras tanto, leo y aprendo de tu percepción de las cosas.

     
  • Publicado el viernes, 23 junio, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Aunque no sea el tema...

    ¿Cómo es posible en ucrania que voten a semejante señora?
    Sólo el hacerle el peinado cada día debe valer muchos $.
    Y considerando como vive el resto del país ...

     
  • Publicado el viernes, 23 junio, 2006. Blogger César escribió…

    Sólo sé, Anónimo visitante -o creo saber- que esta mujer, sublime intérprete de Juana de Arco en versión adaptada, encarna como nadie la ambición sobre piernas. Y si consideramos que ella misma se autoproclama pobre, su tren de vida resulta poco menos que una afrenta permanente y soez a la pobreza y a la inteligencia [a ambas].

    Desde luego, no ganó el título de Princesa del Gas jugando a la tómbola. No obstante, pensando en la cantidad de enemigos que se ha granjeado dentro y fuera de Ucrania, y sabiendo cómo se manejan algunas situaciones en la ex URSS, ......

     
  • Publicado el sábado, 24 junio, 2006. Blogger Iñaki escribió…

    ¿Cúanto tiempo creéeis que durará este nuevo gobierno ucraniano? En mi opinión llegará justito al 2007.

     
  • Publicado el sábado, 24 junio, 2006. Blogger César escribió…

    Poco, Iñaki. Al igual que tú, pienso que ese bodrio con apariencia de Gabinete de Ministros, que están a punto de constituir, no podrá mantenerse a flote. Lo único que comparten los líderes del triunvirato es su gran voracidad; porque ni siquiera se fían los unos de los otros.

    Además, las cosas podrían desmadrarse cualquier día como sigan invitando a los soldaditos norteamericanos a visitar el país ... Hay que tener pelotas -o haber perdido el norte por completo- para hacer algo así precisamente en Crimea!

    Además de corruptos, temerarios. Interesante combinación!

     
  • Publicado el domingo, 25 junio, 2006. Anonymous Nurgle escribió…

    ¿Podria ser que Ucrania se parta en dos? Porque a dia de hoy nadie parece dispusto a ceder y las regiones del este parece que estan tomando conciencia de su fuerza, (cuando en la historia mundial la OTAN a tenido que suspender unas maniobras por presión popular). Si los dirigentes naranjas tienen como prioridad entrar en la OTAN(creo que no les queda otro remedio, hay que pagar las deudas) como reaccionaran las regiones del Este.

     
  • Publicado el lunes, 26 junio, 2006. Blogger César escribió…

    En línea con tu argumentario, Nurgle, yo diría que una cosa hemos de tener presente: media Ucrania -al menos- preferiría hoy formar parte de Rusia [o no haberse separado de ella en el 91]. Si la OTAN quiere jugar a poner sus garras justo en la frontera rusa del Mar Negro e instalar, además, sus misiles en Polonia y, tal vez, también en Hungría, puede suceder cualquier cosa.

    O alguien a este lado del mapa está muy interesado en provocar una crísis colosal o, si no es así, el problema se me antoja de neurológo.

    Aunque filosóficamente no me gusta la idea, tal vez me anime a construir uno o dos posts con media docena de especulaciones razonables. Desde luego, el margen para seguir tensando la cuerda se agota por días.

     
  • Publicado el lunes, 26 junio, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Esperemos que no sea excesivamente interesante el final de esta historia.
    En la medida que los ucranianos no rusos se den cuenta de lo que les están haciendo igual cambian de parecer con respecto a su postura frente a Rusia.
    Lo más normal es que se aproximaran a ella, desde luego, pero es preciso que bajen los humos nacionalistas a una banda y otra de la frontera.

     
  • Publicado el lunes, 26 junio, 2006. Blogger César escribió…

    Rebajar los humos es siempre una sabia decisión, Anónimo visitante. El problema estriba, precisamente, en la falta de sabiduría -y el exceso de voracidad- que caracteriza al 90% de la fauna política ucraniana en funciones.

    El único avance democrático neto tras el relevo de Leonid Kuchma debe haber sido el relativo a la extensión del pillaje: si antes eran unos pocos quienes se lucraban, ahora podríamos hablar de una legión de personajes y personajillos enriqueciéndose en los aledaños del poder. Para el común de los ucranianos, en cambio, la naranja no tiene ni gota de zumo.

     
  • Publicado el viernes, 20 mayo, 2016. Anonymous Anónimo escribió…

    Algún día se sabrá que lo de Chernobyl también fuen un sabotaje...
    Algún día se sabrá que Chernobyl también fue un sabotaje. El 89 se desintegra Chernobyl el 90 se desintegra la URSS... ¿raro no?









     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter