Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Los buenos, los malos y la madre que los parió
18 mar. 2006
imagen: Rainer Hachfeld
esta miniserie comenzó AQUÍ

Siempre he huido del maniqueismo. Consecuentemente, desearía que ningún lector de este espacio pensase un solo segundo que este hispano-moldavo aspirante a blogger divide el mundo entre rusos buenos y yankees malos. Coyunturalmente -ojo al adverbio!-, y centrándonos en los hechos del presente, Vladímir Putin y sus camaradas muestran un aspecto más virginal. Por supuesto, a diez o quince años vista, cuando el reequilibrio de poderes haya completado su curso, y la [des]Unión Europea continúe siendo una quimera, tal vez debamos revisar el escalafón.

Sea como fuere, el Kremlin proseguirá ampliando su área de influencia a base de imprimir potencia a la centrifugadora -valga la licencia-; es decir, expandiéndose desde el centro hacia la periferia, poco a poco; siguiendo substancialmente el mismo recetario que durante siglos sirvió a los Zares para edificar un gran Imperio, y que después de 1917 y hasta la muerte de
Stalin continuaron aplicando los dirigentes soviéticos para consolidarlo: sintéticamente, crecer en base a la anexión o sumisión de territorios vecinos, sin aventurarse en proyectos neocolonialistas de carácter global, disperso y costosísimo; más propios de la mentalidad estadounidense.

Cuando compites por el poder, la carrera nunca tiene fin, puesto que, tras haberte desfondado para conquistar la medalla de oro, has de aplicarte aún más, si cabe, para retenerla. Y así per secula seculorum, hasta que caiga otro meteorito, como el que liquidó a los dinosaurios 65 millones de años atrás, o una lluvia de misiles atómicos, y mande al infierno a tres cuartas partes de la humanidad.

Mientras anheles la mujer de tu prójimo y el gas de tu vecino, el peligro existirá. Capeas el temporal si el vecinito es genéticamente astado y carece, además, de voluntad y recursos. En cambio, si resulta de frente despejada y orgullosa, tiene un par de pelotas y algo que estrellar sobre tu cabeza, o dinero para adquirirlo -léase Irán, por ejemplo-, jugar a gran cabrón puede salirte carísimo.

Apuesto lo que sea menester a que la machada de George Bush en Irak no lograría replicarse con éxito, hoy, en territorio persa. De entrada, porque los rusos, los chinos y otros no lo permitirán. Y tampoco triunfará mañana, pues los paladines del Axis of Evil ya dispondrán entonces de armas nucleares con las que convertir el despropósito en tragedia.

En realidad, la inspiración para este alegato obedece a un comentario de
Luis Amézaga, quien aludía certeramente a mi escepticismo frente a los propósitos angelicales de la Casa Blanca en su comentario al post anterior: por supuestísimo, dudo con todo mi arsenal de neuronas y hormonas de las buenas intenciones norteamericanas. Así están las cosas.

Los norteamericanos deben asumir que sus recursos naturales ya no alcanzan para alimentar la enorme máquina económica que han construido -admirable, sin duda-. De buen grado o con resignación cristiana, la única alternativa éticamente aceptable pasa por sumarse al club de los importadores y acatar las leyes de la oferta y la demanda; como todo hijo de Dios. ¿No queríamos Capitalismo? Pues ajo-y-agua. Cualquier otra cosa significa Imperialismo puro, duro y trasnochado.

Comprendo muy bien el sufrimiento moral, próximo al espasmo que deben padecer en Washington -y Bruselas- cada vez que hacen cuentas y se tropiezan con la siguiente ecuación:

- el Gas Natural es el combustible del futuro. Esos cabrones de Moscú acumulan casi el 34% de las reservas totales, y los mariconazos de Teherán otro 16% ... O sea, mientras nosotros soportamos un déficit energético monstruoso y creciente, la mitad de las reservas mundiales se halla en manos de esa pareja siniestra. Y, encima, ambos tienen intereses sinérgicos y ambos disponen de petróleo para dar y regalar ...

Conclusión [desde mis gafas]: el mundo ha cambiado y continúa haciéndolo a gran velocidad. Nuevos actores reclaman protagonismo y no carecen de argumentos –ni de combustible- para alimentar sus pretensiones.

Etiquetas: , , , ,

 
7 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el sábado, 18 marzo, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Saludos desde Spania, soy moldavo con corason espaniola.

     
  • Publicado el domingo, 19 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    Saludos cordiales, amigo moldavo.

     
  • Publicado el lunes, 20 marzo, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Entro en tu "espacio" desde hace mucho tiempo, aunque no opine,y por todos lo rincones de tu web dices que tu corazón es moldavo ( o ruso), por lo que cuando visitamos este lugar ya sabemos de qué se trata, aún así tus comentarios -amén de tu corazoncito- son muy coherentes,y ajustados a la realidad. No necesitas aclarar nada, César.
    Animo!!! y adelante, lo haces perfecto.

     
  • Publicado el lunes, 20 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    ¿Qué puedo decir, anónimo/a amigo/a? Pues que a nadie le amarga un dulce. De modo que muchas gracias por esa consideración.

     
  • Publicado el lunes, 20 marzo, 2006. Blogger LUIS AMÉZAGA escribió…

    Coincido con el comentarista anterior en que no tienes que "explicarte", puesto que tu postura es honesta y expresada con claridad y bajo ningún maniqueismo asalariado. Por supuesto considero que aportas una mirada hacia la verdad. Y ayudas a completar la mía. Ya en otra ocasión expresé mi opinión acerca del gas. Tienes razón que los USA y Europa deben negociar esa fuente de energía con los países productores porque la necesitan, pero cuidado, también la consumen y la pagan. Y si Rusia o Irán tuvieran que comerse el gas que producen, se empachaban. Tanto comprador como vendedor se necesitan, sin posturas prepotentes ni chulescas. En un mundo globalizado nadie puede prescindir de nadie, pero las reglas son claras, nada de "como yo tengo gas y tú no, pues aquí están mis huevos". Despacio...

     
  • Publicado el lunes, 20 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    Coincido al ciento por ciento con tu análisis, D. Luis. No llegaremos muy lejos a base de pelotas. Sólo espero que haya un resto de cordura, en uno y otro lado, para que pierda vigencia el célebre aforismo de Hobes [homo homine lupus ... el hombre es un lobo para el hombre].

     
  • Publicado el lunes, 22 marzo, 2010. Anonymous Anónimo escribió…

    bufffff!.

    mas que garantizarse suministro lo que Bush y lois USA pretendían era cortarselo a los chinos

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter