Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Alexandr Lukashenko - Александр Григорьевич Лукашенко
Enhorabuena, Sr. Presidente
21 mar. 2006
Aleksandr Lukashenko_Александр Лукашенко*
"Nosotros, los soviéticos, nos rebelamos contra la opresión en la Segunda Guerra Mundial. Occidente no puede darme lecciones de derechos humanos. Ellos han derramado sangre en Oriente Medio, Afganistán, Irak y Yugoslavia" [entresacado de un discurso de Lukashenko durante la pasada campaña electoral].
Este hombre es uno de los líderes políticos más controvertidos del planeta. Él, como pocos, ha demostrado durante los doce últimos años que una buena sintonía con la sociedad civil vale más que el dinero de Washington o Bruselas. Que la transición de los Estados postsoviéticos es un largo camino; no un vulgar atajo que puede ser andado de la noche a la mañana a golpe de verdades huecas auspiciadas por revoluciones plenas de glamour y zumo de naranja -modelo Yuschenko & Partners-, corrientemente lideradas por ideólogos de fortuna [oligarcas locales al servicio de oscuros intereses foráneos, las más de las veces].
.
Esto, y no otra cosa, ha mantenido a los bielorrusos emocionalmente vinculados a su Presidente, cuyo soporte real, lejos de haberse atenuado por el simple y previsible desgaste inherente a doce años en el poder, ha crecido de manera asombrosa. Y ello a pesar de ese autoritario talante -tan Lukashenko-, que únicamente provoca acidez entre quienes pretenden desde 1991 transformar ese rincon estratégico de la ex Unión Soviética en instrumento conveniente para mejor obstaculizar los intereses del vecino Kremlin [el pueblo, obviamente, importa poco a estos abanderados de la democracia].
.
Alexandr Grigorievich Lukashenko será Presidente de la República hasta 2011, porque así lo han rubricado ayer sus conciudadanos; masivamente y con rotundidad [82,60% de los sufragios]. Sin trampa alguna acreditada o acreditable. Simplemente, los bielorrusos gritaron al mundo que se gustan a si mismos.
.
Lo dicho, pues: mi más cordial y sincera enhorabuena, Sr. Presidente. Поздравление, Господин Президент!
.
* Imagen: web oficial de la Presidencia
__________________________________________
.
24/03/2006 08:46 - Washington, 24 de marzo - RIA Novosti
LA CASA BLANCA LLAMA A CONVOCAR NUEVAS
ELECCIONES PRESIDENCIALES EN BIELORRUSIA.
La Administración de George Bush se pronunció por celebrar nuevas elecciones en Bielorrusia e instó a las autoridades bielorrusas para que se abstengan de emplear la fuerza contra los representantes de la Oposición. “Nuevos comicios, que se ajusten a las normas democráticas, es la única vía de formar en Bielorrusia un Gobierno democrático y legítimo que mejorará las relaciones con la comunidad mundial”, declaró ayer en Washington el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan. La Administración de Bush se solidariza con la oposición bielorrusa que insiste en nuevas elecciones, destacó el portavoz, y agregó que se registraron infracciones en las presidenciales del 19 de marzo, según los observadores de la OSCE. Los Estados Unidos respaldan el derecho de los participantes en las acciones de protesta de expresar sus convicciones políticas, señaló McClellan.

Nota personal: no comments.

Etiquetas: , ,

 
22 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger Jeremias escribió…

    ¿Y lo de la OSCE?

    La verdad es que no estoy puesto en Bielorrusia. Por un lado, es posible que haya habido algo de fraude electoral.

    Pero, por otra parte, es posible que la oposición a Lukashenko quiera aprovecharse de lo sucedido en Ucrania para llegar al poder.

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    La OSCE y Lukashenko han protagonizado tradicionalmente sonoros desencuentros. Sonoros de veras. Por lo demás, parece claro que no se han documentado cosas raras en los colegios electorales. Nada destacable, al menos.

    Puedes creerlo, Jeremías: era un triunfo tan cantado de antemano, tan clarito, que sólo a base de mala milk o ingenuidad superlativa resulta discutible; con independencia de si el modelo vigente en Bielorrusia es o no del agrado del observador. Pero la reválida del Presidente no admite apelación [para mayor escarnio de sus rivales, ha obtenido 800.000 votos más que en los comicios de 2001].

    La Oposición ha manejado muchos dólares [muchísimos]. No es preciso que mencione su procedencia, supongo ... Por fortuna para los bielorrusos, Minsk no es kíev [y menos aún Tbilisi].

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger LUIS AMÉZAGA escribió…

    Que sea para bien de los bielorrusos. Aunque si he de ser sincero no me gustan las victorias electorales democráticas con un 82% de votos. Algo falla en la oposición, y por lo tanto en la alternativa, sin la cual no hay democracia. Esos porcentajes de victoria son positivos para Fidel o para Sadam en sus buenos tiempos.

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger Iñaki escribió…

    También Mijail Saakashvili ganó con entre un 85 y un 97% de los votos (creo que, un par de años después aún no hay resultados oficiales). Aún sigue siendo el ejemplo oficial de democracia de la zona post-soviética. La OSCE alabó los estándares democráticos de aquellas elecciones, organizadas cuando Misha ya había tomado el poder.
    A la OSCE también le preocupó la victoria de Yanukovich en algunas regiones con un 90% de los votos. Pero no las de Yuschenko, con porcentajes iguales (en regiones en las que la tasa de emigración hacía difícil creer en ello).
    Ahora el representante de la OSCE, un británico, creo, ha repetido de nuevo que el porcentaje es sospechoso. Uno por uno son comentarios lógicos, pero vistos en conjunto parecen poco objetivos.
    Y la capacidad de movilización de la oposición se ve que es pequeña, según medios cercanos a ellos, Eko Moskvy, por ejemplo, llegaban a 50000 en la plaza de turno. Eso sí, las imágenes mostradas son siempre a nivel del suelo, para dar la impresión de más gente. También suena a propaganda.
    Respecto a estas elecciones es interesante la reflexión de Peter Lavelle en http://www.untimely-thoughts.com/
    Realmente es esta política cuasileninista de asalto al poder llevada a cabo por las marionetas locales de las fundaciones norteamericanas y de la UE lo que da más fuerzas a las tendencias a cerrarse de Lukashenko y compañía. A la vez que imposibilita cualquier oposición de verdad. Por un lado esta política refuerza a quien pretende combatir y por otro lo intenta derribar de una manera revolucionaria en el peor sentido de la palabra.

    Finalmente, y como sensación totalmente personal: estoy harto de la borreguez de los medios de comunicación españoles: Cómo se puede volver a titular "Bielorrusia se echa a la calle" con 5000 personas.

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger Oscar Sin Nick escribió…

    Iñaki, si se salen 50 a la calle, en Bielorrusia, ya es que el pueblo se echa a la calle.

    No estoy para nada de acuerdo con la satisfacción que destilan las palabras de César.
    Estoy algo más en la línea de Iñaki, en cuanto a su escepticismo con la OSCE, que aparte de patalear, no ha explicado en ningún sitio las irregularidades, que las ha habido.
    ¿En qué país normal se empieza a votar cinco días antes? En fin, que no voy por ahí.

    Mi reflexión es otra. Demostrado que las locuras de Georgia y Ucrania pueden volverse en contra de quienes las han alentado, a la vista de los nulos resultados, yo creo que existe una tercera vía.

    ¿Todo tiene que ser o con Rusia o con la UE? ¿Por qué no con los dos?
    Yo creo que eso es ser posibilista, lo que pasa es que eso incluye que haya una democracia real en Bielorrusia. Allí como mucho hay conformismo, y mucho a miedo a recrear los errores de Rusia, Ucrania o Georgia (cada uno en su ámbito, y con perspectivas diferentes).

    ¿Por qué no puede ser, en el futuro, Bielorrusia un puente entre Rusia y la UE?

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger Iñaki escribió…

    En mi comentario anterior, donde he dicho 50 mil quería decir cinco mil.

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger Lugarteniente escribió…

    Pero a ver señores de que estamos hablando... ¿Puente entre Rusia y la UE? o yo bebo demasiado o no nos estamos enterando de que va esto.

    ¿Como van a tenderse puentes entre Rusia y la UE cuando la mitad de estados de la UE son declaradamente rusofobos?

    ¿Como van a tenderse puentes cuando el Kremlin sabe perfectamente quien esta detras de Chechenia -aunque otra cosa sea decirlo, claro esta-?

    ¿Como van a tenderse puentes si despues de desintegrar el imperio desde Vladivostok a Berlin los rusos -despues de arrodillarse de una forma sin precedentes- no han recibido mas que patadas, insultos y menosprecios durante 15 largos años a pesar de la rendicion incondicional?

    No hay puentes que tender salvo los que dicta el mercado, el resto es palabreria. Los lideres del Kremlin lo saben ´perfectamente, pero juegan las cartas que tienen -Pagaria una fortuna por escuchar lo que dicen a microfono cerrado-.

    Esto es una Guerra Fria de baja intensidad -como dice Cesar-, y se ira calentando a medida que el Kremlin vaya recuperando protagonismo. Occidente no permitira jamas que existan competidores potencialmente peligrosos que amenacen su hegemonia -mientras pueda claro-. Solo hay que entrar en http://www.newamericancentury.org/

    Saludos.

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Anonymous Nurgle escribió…

    Un poquito con todos, desde luego en Biliarias queda mucho para que sea una democracia perfecta pero de ahí a que logre el poder quien el pueblo no a elegido hay mucha distancia, a día de hoy los Bielorrusos están con Lukashenko pese a la UE y a los EEUU,es mas creo que Milinkevich se procuro muchos apoyos en el exterior (Polonia, Lituania, etc.) que a los Bielorrusos de a pie poco mas que les sonaban a traición , como dice lugarteniente, no hay que leer nada mas que un poco la prensa de los países bálticos para ver que lo mejor que le desean a Rusia es que se hunda en la miseria. ¿Que creéis que se estuvieron haciendo los asesores económicos y los organismos financieros internacionales durante los años noventa, una sistematica y continua destrucción del sistema productivo ruso a fin de que quedase reducida a nivel de suministradora de materias primas (que explorarían empresas occidentales), algunas de las mentes mas preclaras, ideaban una nueva desintegración, después de la URSS, Rusia, para evitar que surgiese una nueva potencia Eurasiática que ocupase la "tierra corazón" según postulan las teorías geoestrategicas de Halford Mackinde. Lo que mas me gusta de los Bielorrusos es que se sienten herederos de la Unión Soviética, sin complejos, sin tener que pedir perdón a nadie, ni sentirse unas victimas ocupadas a los que su pertenencia a la URSS les hubiera robado algo (como proponen cuantificar tantos nuevos demócratas a día de hoy en otros países)

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    Nuevamente, D. Luis, comparto tu reflexión central. Cuando un candidato obtiene el 82% de los votos, no existe realmente Oposición cabal. Una situación poco deseable, desde luego. Sin embargo, Alexandr Lukashenko no tuvo arte ni parte en el fiasco de aterciopelados y anaranjados -en Georgia y Ucrania, respectivamente-, y tampoco es culpable de que un grupo de asalariados de Occidente hayan concurrido a las Elecciones disfrazados de rescatadores ... La naranja se ha quedado sin zumo . Duela a quien duela.

    Oscar, me limito a aplaudir la coherencia de Lukashenko, y destaco, porque es de justicia hacerlo, su cercanía personal a la sociedad civil, que le respalda abierta y mayoritariamente desde 1994. Los parámetros con que evaluaríamos a cualquier dirigente de la UE -la de los 15; no el engendro actual- resultan poco adecuados, o muy inadecuados, cuando se trata de calificar la puesta en escena de un líder postsoviético. Incluso en Ucrania, tras esa apariencia de occidentalidad prefabricada por nuestro muy ignorante o/y tendencioso circo mediático, continúa vivo y operativo un profundo talante soviético en mil y un aspectos de la vida cotidiana; dentro y fuera de la esfera política. Zamora no se ganó en una hora .. Y ya veremos si se gana de veras algún día.

    En relación con esa opción puente, que estimas posibilista, no podría estar más en desacuerdo contigo. Továrish Lugarteniente ya ha resumido algunos argumentos que de nada sirve ignorar. Por otra parte, recuerda que está en curso, aún con notables altibajos, una formula que persigue la reunificación de Rusia y Bielorrusia en un horizonte cuyos plazos no hay modo de precisar hoy [algún día nos ocuparemos de esta apasionante película en detalle]. No obstante, a muy corto plazo, el Rublo se convertirá en la moneda común de ambos países. Y más adelante cabe esperar la aplicación de alguna fórmula a caballo entre la Federación y la Confederación de Estados.

    No se trata simplemente de una iniciativa política -que lo es en el plano formal-. La esencia guarda relación con una especie de retorno a la lógica; es decir, con reunir lo que jamás debió ser dividido. Claro que cuando se cocinó la división de la URSS, Boris Eltsin era el chef, asistido por dos pinches que tampoco merecen una condecoración [Stanlislav Suskievich y Leonid Kravchuk]. Todo tiene expliación.

    Firmo cada palabra que has escrito, Iñaki. Como de costumbre [para resumir y evitar redundancias].

    Nurgle, muy atinada tu alusión a la herencia soviética de los bielorrusos. En realidad, todos los países que integran la CEI -también las Repúblicas Bálticas, si me apuras-, son una creación de la URSS. Dignidad, memoria histórica, sentido común y algún otro detalle menor hacen la diferencia entre las élites políticas de unos y otros. Personalmente, siento lástima por aquellos que aplican tantas energías a borrar el pasado antes de haber comprendido su dimensión y trascendencia reales.

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Yo si no entiendo nada.

    Se desintegró la URSS, entonces, ¿que revoluciones se buscan ahora?, no comprendo. Pero se ve que si los regímenes o gobiernos son pro occidentales (entiendase EE. UU. y/o UE) entonces son claras muestras democŕaticas, pero si no lo son, entonces son fraudulentas. Ya no nos creemos el cuento de Washington de "la libertad y la democracia"; ya sabemos que a donde van, van por intereses no humanismo; se alaba a Ucrania por su "revolución" (que según leí ya fracasó, y eso no salió en medios occidentales, al menos no aquí en México), pero se critica esos mismos porcentajes de electores cuanco votan por un sistema o un gobierno (no lo tengo claro) nacionalista (según entiendo). Entonces ¿que es lo que se busca en Bielorrusia y el mundo con poner regímenes pro Estados Unidos?, obviamente ya sabemos quien lo busca.

    El Mexicano

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger Oscar Sin Nick escribió…

    Me parece muy bien lo que plantea lugarteniente, tiene mucha razón, y es muy triste que nadie reconozca nada a Rusia. Creo que coincidimos todos.

    Ahora bien, ¿desde qué perspectiva contempláis la opción puente? ¿la rusa o la bielorrusa? Desde la rusa logicamente no interesa a corto plazo, no es viable, y aunque lentamente, se absorbe Bielorrusia, y todo vuelve a sus orígenes, total, Bielorrusia no ha existido nunca.

    Desde la perspectiva bielorrusa (que es posible que no comparte nadie en ningún lugar de Bielorrusia, y del mundo si me apuras), tener una relación privilegiada con Rusia no significa dar la espalda a Europa. Hablo de hacer todo lo contrario de lo que han hecho las Repúblicas Bálticas, Ucrania o Georgia.
    No creo que un cambio de rumbo a Bielorrusia con la opción que planteo fuera a ofender a Rusia.
    Aumentaría el interés de la UE (€uros), les abriría mercados, y Rusia también podría tener una pantalla favorable y con buena prensa, no lo que tiene ahora que es una mierda.
    Todos los "ex" en contra, y el único que te hace caso tiene a toda la comunidad internacional en contra.

    De todas formas, y resignándome a la desaparición de Bielorrusia, a Rusia no le interesan los espectáculos de Lukashenko, así que tened muy claro que si se consuma esa unión de ambos estados, Lukashenko será laminado de una forma u otra.

    Él quiere tener un status similar al de Putin, y eso no lo va a permitir ni Putin ni Rusia Unida, por eso no acaban de concretar.
    Logicamente a Putin no le ha quedado otra en este caso que alinearse con Lukashenko, porque si no lo hace... se jodió el invento.

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Anonymous Nurgle escribió…

    Lamentablemente la UE es un gigante y un enano, son algunos países los que se reparten el cotarro, se habla mucho de Milosevich por su responsabilidad en las guerras de los Balcanes, pero nadie habla sobre la que tubo el canciller Khol alentando la secesión de Eslovena y Croacia (recordemos que el mismo día que se declararon independientes Alemania las reconoció de manera unilateral forzando a sus socios europeos a seguirle) con el resultado que ya conocemos. Se habla mucho del imperialismo ruso pero no es menos cierto que los polacos esperan extender su influencia sobre Ucrania y Bielorrusia que en tiempos formaron parte del reino Polaco-Lituano, por la misma razón en bielorrusia huyen de cualquier cosa que huela a polaco. Uno de los errores mas grandes que cometió Milinkevich fue aceptar una invitación para dirigir un discurso al parlamento polaco, discurso que el aparato oficialista se encargo que llegase hasta el ultimo rincon junto con insidias como que no era ortodoxo si no católico y otras por el estilo, el resultado: 300 reunidos en la plaza de la victoria de Minsk esperando la revolución

     
  • Publicado el martes, 21 marzo, 2006. Blogger Iñaki escribió…

    El problema es que quien financia las revoluciones de colores no quiere tender ningún puente entre Rusia y Europa. El objetivo es aislar a Rusia para debilitarla, impedir que pueda volver a ser una potencia, y controlar sus materias primas. La democracia en Ucrania, Georgia o Bielorrusia se la trae floja. Intentan repetir una vez más el mismo esquema, que han usado con éxito varias veces: preparación mediática, encuestas pagadas (es por eso que esta vez Lukashenko las prohibió), denuncia de fraude, plaza con conciertos de rock en la que mantener la tensión constante. Luego, si la cosa se pone bien, asalto directo al poder (como en Georgia o como se intentó en Ucrania) o unas elecciones en las que consigan tener todo atado y bien atado (como finalmente se hizo en Ucrania). Y entonces a preparar la entrada en la OTAN. ¿Para qué necesitan ampliar la OTAN hacia el este? Creo que la pregunta se responde sola. Da igual si el nuevo presidente es un demagogo (Georgia) o un ladrón (Ucrania), nuestros medios se encargarán de hacerlo un demócrata de toda la vida. Y a partir de ahí, a servir al nuevo amo en el ahogo de Rusia, que de nuevo nuestros medios se encargarán de decir que siguen siedo los malos.
    Y claro, sirven a USA pero intentan que el chanchullo lo financie la UE, que encima es acusada de no ser lo suficientemente firme en la defensa de los demócratas de la nueva Europa.Así que incluso las cárceles secretas de la CIA las financiamos los tontos y blandos europeos.
    ¿Algún medio occidental ha informado sobre el estado de la democracia, o la situación económica de estos países? Me temo que no ganan ni en una cosa ni en otra.
    Y en Bielorrusia solo se está intentando repetir el esquema. Por supuesto no intentarán que esté entre Rusia y la Unión Europea, para ser totalmente demócrata tendrá que ser antirrusa, cerrar el control, que finalmente es norteamericano, de los gasoductos a Europa Occidental, y venga, a pagar las deudas, que no os hemos pagado una revolución florida por vuestra cara bonita. Y si conseguís entrar en la UE, fenomenal, que ya tendremos otro caballo de Troya para controlar a esos idiotas.
    Veremos en qué acaba.

     
  • Publicado el miércoles, 22 marzo, 2006. Blogger Oscar Sin Nick escribió…

    Conclusión, siempre pierde Bielorrusia, o al menos su gente.

    Si la cosa sigue como hasta ahora, aislados y con todos los derechos y libertades seriamente recortados.

    Si se acercan a la UE, improbable, saqueados, con más derechos pero con más desigualdades.

    Mi vía, imposible, nada, porque al final siempre ganan los malos (nosotros).

    Vale, pues que se acaben de unir a Rusia... pero con los mismos derechos de los rusos, porque es que me hace mucha gracia lo del buen rollo con Rusia y los buenos recuerdos de la URSS.
    Ojo, que los rusos gozan de más libertades.
    Rusia se ha abierto al mundo, pero Bielorrusia está encerrada en sí misma.

    ¿Está condenada a perder siempre?

     
  • Publicado el miércoles, 22 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    Iñaki dixit: "El problema es que quien financia las revoluciones de colores no quiere tender ningún puente entre Rusia y Europa. El objetivo es aislar a Rusia para debilitarla, impedir que pueda volver a ser una potencia, y controlar sus materias primas. La democracia en Ucrania, Georgia o Bielorrusia se la trae floja". Y eso lo resume todo.

    Oscar, superadas las cuestiones de reparto de asientos entre Lukhashenko y Putin -o el sucesor de este último-, no veo por qué temes que los bielorrusos vayan a resultar tiranizados por sus hermanos rusos tras la reunificación [que gana argumentos cada vez que Washington abre la boca]. Sinceramente, no encuentro razón alguna para dudar de un régimen de igualdad absoluta entre los indivíduos.

     
  • Publicado el miércoles, 22 marzo, 2006. Blogger Oscar Sin Nick escribió…

    Es que para superar el debate de los asientos sobra Lukashenko, con o sin Putin. Él quiere la unión, entre otras muchas cosas, para ganar del tirón un status que le viene grande.

    ¿Temor a que se lleven bien ambos países o a que se unan? No, lo que pasa es que hoy por hoy no son equivalentes las libertades de unos y de otros. En Rusia falta mucho por hacer, pero se ha puesto manos a la obra en resolver el duro tránsito de la URSS a la nueva Rusia que Yeltsin se olvidó en algún botellón.
    Pero es que Bielorrusia está en las antípodas de todo eso, y desde luego que mientras dependa de Lukashenko, ahí no se mueve ni dios.
    Que se unen con los mismos derechos y libertades, por mí perfecto, pero eso supondrá que hay otro mundo después de Lukashenko, y éste verá totalmente absorbido el poder que ahora controla por los cuatro costados.

    Insisto en que MI vía, que ya sé que es utópica, interesaría a corto, medio y largo plazo a Bielorrusia, y con un poco de paciencia a Rusia.

    Prolongar la situación actual no hace sino dañar la reputación de ambos países, unos por acción y otros por omisión.

    Nunca he planteado dar la espalda a la ucraniana... porque eso, como bien llevas describiendo desde hace meses, acaba estallando, por tus argumentos, los de Nurgle, los de Iñaki, y hasta los del indignado lugarteniente.

     
  • Publicado el miércoles, 22 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    Oscar, si la preocupación de Washington y Bruselas por el bienestar de los bielorrusos fuese tan noble como la tuya, ni siquiera Alexandr Lukhasenko tendría de qué preocuparse. Pero como este mundo es lo que es, aunque todos desearíamos un entorno más justo para esas gentes extraordinarias, miro de reojo a esa Oposición paniaguada -que ahora ya sabe cuál es su lugar- y ganas me entran de besar a Lukashenko ...

     
  • Publicado el jueves, 23 marzo, 2006. Blogger Iñaki escribió…

    Totalmente de acuerdo, Oscar con el camino que expones para Bielorrusia. El problema es que quienes cortan el bacalao tienen otras ideas: parece que no interesan puntos intermedios. Hay que meter a todos en la OTAN. La tragedia de Bielorrusia en comparación con Ucrania es que en esta última utilizaron a una oposición que, aunque manipulada existía. En Bielorrusia, al menos esta es mi impresión, no existía, y por eso la oposición en estas elecciones era totalmente artificial. Como ha leído a algún comentarista, no tenía nada que ofrecer frente a Lukashenko con lo cual no tenía ninguna posibilidad de vencer. Y es que además, el financiar abundantemente unos grupos cuyo fin era hacer una revolución hace que no puede nacer una oposición de verdad.
    Está claro cuáles son los intereses de los USA. ¿Pero qué pasa con la Unión Europea? En mi opinión su política hacia el este está secuestrada por los antiguos países del pacto de Varsovia, furibundamente antirrusos y que actúan como correa de transmisión de los intereses de los Estados Unidos en Europa. No tienen claro que es posible otra política, que no tiene interés para Europa ese tipo de confrontación. Y los medios de comunicación europeos llevan una línea extrema antisoviética, a pesar de que la URSS desapareció hace ya unos añitos. Con lo cual tampoco a la opinión pública europea le interesa un cambio de política, visto lo que le cuentan.
    Así que a Bielorrusia la usan todos como peón en una partida contra otros. Rusia al menos creo que es algo más honesta que la UE o los USA. A pesar de lo que diga la prensa occidental, no muestra excesivo entusiasmo con Lukashenko. De hecho, la primera “guerra del gas” de Rusia con los países de alrededor fue hace algunos años, cuando cortó el gas a Bielorrusia durante unos días. Dato que, por cierto, la prensa ha obviado siempre, ya que no va en la línea del ferviente apoyo de Putin al último dictador de Europa. Pero ahí también Rusia defiende sus intereses. A la vista de que la oposición en Bielorrusia es poco más que una sección de la fundación Soros, si Rusia da el paso para acabar con Lukashenko (que posiblemente podría), en un par de años tendría a Bielorrusia en la OTAN, tendría que desmontar sus instalaciones de comunicación con la flota, que están en Bielorrusia, etc etc. Total, que quien sale perjudicada siempre es el pueblo de Bielorrusia. Y es lo que duele, sobre todo para quien la expresión “pueblo de Bielorrusia” tiene caras concretas de gente cuyas vidas son machacadas por estos juegos estratégicos.

     
  • Publicado el viernes, 24 marzo, 2006. Anonymous Anna escribió…

    Leyendo las cosas de tu web y otras que he ido conociendo por curiosidad desde entonces, veo que muchas personas en las naciones modernas de la antigua urss añoran todavía aquel tiempo pasado. Algo excepcional debieron hacer los dirigentes de la era comunista para que esto sea así, pero como nadie me lo ha explicado antes no sé muy bien qué pensar (ahora es curiosidad de la buena :D)

     
  • Publicado el sábado, 25 marzo, 2006. Blogger Oscar Sin Nick escribió…

    LO ACABO DE VER EN INTERNET:
    ¿NUEVA GUERRA FRÍA?, ¿DESCRÉDITO A LA POLÍTICA EXTERIOR RUSA? ¿LO METEMOS EN EL PEROLO DE EUROPA DEL ESTE+SU LABERINTO+SU FUTURO?

    (Periodista Digital/Agencias).- El embajador ruso en Bagdad alertó al régimen de Sadam Husein sobre los movimientos del Ejército estadounidense durante la invasión de Iraq en 2003, según un informe difundido por el Pentágono en el que se vinculan los hechos a "intereses económicos", en referencia al petróleo del país árabe.

    El informe desclasificado, de 210 páginas, cita un documento del 2 de abril de 2003 -dos semanas después del inicio de la invasión, pero antes de la toma de la capital— enviado por el Ministerio iraquí de Asuntos Exteriores al ex dictador. En él se señala que los servicios de espionaje rusos habían informado sobre las tropas de EEUU a través de su embajador.

    La información indicaba que las fuerzas del Pentágono se estaban moviendo para interceptar el acceso a Bagdad por el sur, el norte y el este, y que la mayor concentración de tropas —12.000 hombres, además de 1.000 vehículos— se encontraba junto a Kerbala.

    También señalaba que los bombardeos se iban a centrar en la capital y que el asalto a la misma no iba a comenzar antes del 15 de abril. La caída de esta ciudad se produjo finalmente el día 9.

    "El régimen iraquí estaba recibiendo informes de los rusos que alimentaron las sospechas de que el ataque desde Kuwait era una maniobra de distracción", apunta el informe del Pentágono, en el que se evalúa la situación entre marzo y mayo de 2003.

    El general de brigada de las fuerzas conjuntas, Anthony Cucolo, aseguró en una rueda de prensa que la intención de Rusia al proporcionar información al Gobierno de Sadam era meramente "económica". De hecho, el informe subraya los intereses de Moscú en el petróleo iraquí.

    NOTA MÍA: La última frase de esta información es un homenaje al cinismo. Que levante la mano quien no esté interesado en el petróleo iraquí.

     
  • Publicado el sábado, 25 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    Un monumento faraónico al cinismo, como muy bien apuntas, Oscar; aunque no tan infrecuente como algunos quieren suponer. Desde la llegada de Vladímir Putin al Kremlin, estamos técnicamente instalados en una variante pop de la clásica Guerra Fría -valga la licencia retórica. Yo la llamo Guerra Templada, pues ahora los contendientes se besan, enfrentan puntualmente problemas comunes -léase terrorismo internacional-, participan juntos en escenarios como el G8 y, en suma, se odian cordialmente. Por desgracia, nada edificante existe tras ese glamour. Si no, ¿qué sentido tiene el inminente despliegue de misiles estadounidenses en las inmediaciones de la frontera occidental rusa? Tomen nota aquellos que aún no han comprendido el por qué de la última ampliación de la UE ... A su vez, ¿cómo valorar el tremendo impulso experimentado por la división nuclear del Ejército ruso durante los cuatro últimos ejercicios?

    Estamos recuperando a gran velocidad -convenientemente maquillado, eso sí- el talante de unos tiempos que ya creíamos superados. Muy pronto habrá otra vez submarinos rusos e-ahora quipados con los nuevos e imbatibles misiles Bulava- haciendo turismo en las inmediaciones de EE.UU [tal vez ya se encuentran ahí]. Todo sugiere que este clima de tensión va estupendamente a las enloquecidas élites dirigentes del mundo. Y las modernas democracias occidentales están perfectamente calculadas para que la sociedad civil no pueda cambiar nada y, a pesar de todo, continúe babeando cada vez que un político estrecha manos y besuquea niños ante las cámaras de cualquier televisión. Precisamente por eso hay que exportar el modelo [con o sin zumo de naranja].

    Ana de las dos eNes, creo que responderé mejor a lo que planteas en el próximo post. No te pierdas, pues.

     
  • Publicado el domingo, 26 marzo, 2006. Blogger Jeremias escribió…

    Visto lo que acaba de suceder en Ucrania, donde Kanukovich ha vuelto a vencer (según las encuestas), creo que hay que dar a tu análisis sobre Bielorrusia la importancia que tiene. Mucha, al menos para mí.

    Gracias por ayudarnos a sembrar dudas :)

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter