Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Vladímir el Terrible:
La Politkóvskaya y sus palmeros finos cabalgan de nuevo
14 feb. 2006

Si no estás familiarizado/a con las andanzas de Doña Anna Politkóvskaya -a quien habitual y cariñosamente prefiero llamar La Innombrable-, tal vez encontrarás interesante la lectura de una serie y un post aparecidos en este mismo espacio meses atrás [desde AQUÍ puedes acceder directamente a la serie antedicha, y desde AQUÍ al último post relacionado].

Vamos a ver si nos situamos cabalmente frente a los hechos, que se producen y reproducen por doquier en este Occidente al revés que nos hemos otorgado democráticamente entre todos –según la pastelera y retórica receta de lo más gótico flamígero de nuestra clase política, a derecha e izquierda de la insoportable levedad centrista.

Lo habitual en nuestro entorno es no llamar jamás a las cosas por su nombre –me repito como un loro; lo sé-. La escala de valores inherente al individuo per se, como tal –vulgo homo sapiens, vamos- viene siendo secularmente alterada por un sistema inspirado en el desarrollismo a ultranza; de suerte que, en los países ricos, trepas o asimilados, crecemos y nos reproducimos en un caldo de cultivo que, aún pregonando día sí y día también su gran amor a la libertad individual, bombardea las conciencias con tozudez e insultante precisión, hasta convertirse en portavoz de las mismas:

• los suecos han convencido a Europa de que su
Absolut es mejor que la vodka rusa media; cuando lo único cierto es que la envasan en la mejor diseñada de cuantas botellas han visto la luz en las dos últimas décadas [se bebe, y resulta más cara, porque es muy fashion; no por buena. O sea, que el diseño también calienta el gaznate. Chapeau!] ...
.
• por su parte, los grandes de la moda avalan con su anacronismo estético conductas anoréxicas -esto es, antinaturales-, presentando sus creaciones sobre modelos escuálidas, a quienes, tal vez, daríamos una limosna si nos las tropezásemos vestidas con unos simples tejanos en la calle ... No obstante, lo verdaderamente simpático es que nuestra industria alimentaria ha optado por subirse al tren de los despropósitos. Muchos marquistas reputadísimos -sin ánimo de insultar, claro- más parecen hoy mercachifles de parafarmacia, incitándonos a meter mil cosas en nuestras boquitas sin haberse molestado en explicar previamente a qué coño saben. Por contra, eso sí, enfatizan su alto contenido en isoflavonas de soja -que ni los más devotos saben en qué planeta se cosecha-, calcio, proteínas, vitaminas, oligoelementos, etc, etc: No comas, coño, que eso es de retrasados mentales. Regenérate. ¿Qué importa si está rico? Piensa en cómo gotearán tus fans. Alimentarse es un hábito tercermundista y proletario. El Cabrales embrutece. Viva el queso blanco ultramegalight! ...
.
• las Empresas postergan el valor de la experiencia, ponderando hasta la exageración –y con resultados desastrosos a menudo- las muy virtuales potencialidades de individuos cuya trayectoria profesional previa a los treinta es igual al cero absoluto, pues dedicaron todos esos años estratégicos a coleccionar títulos de grado y postgrado; especializándose en abstracto, lejos de la praxis, y sin oportunidades reales de madurar [cuando es obvio que saber mucho y saber cómo, cuándo y qué decisión tomar no son, sí o sí, inexcusablemente, dos momentos de una misma acción] …
.
• cambiamos de perfume porque los publicistas se muestran harto persuasivos haciéndonos saber cómo la nueva fragancia tornará nuestra escasa dotación presupuestaria congénita en irresistible atractivo sexual; confiamos a tal punto en las promesas de la mágica esencia, que compramos el frasquito, pidiéndolo por su marca, sin saber a qué demonios huele o si huele a demonios [con semejantes avales, claro está, la abstinencia termina consolidándose].
.
Bien. Pues tan largo introito -que no figuraba en el menú del día- sirve a mi propósito de contextualizar el fenómeno Politkóvskaya: un producto de temporada, oportunista extrema, lanzada al estrellato por círculos mediáticos ajenos a la verdad y mamporreros de intereses estéticamente inconfesables. Nada, en realidad, que no haya explicado con anterioridad en este espacio web [no tiene caso reiterarse, pues].
.
La Innombrable es una creación inmoral del marketing periodístico contemporáneo. Y digo inmoral porque falta sistemática e interesadamente a la verdad, construyendo enormes falsedades a partir de hechos ciertos, pero aislados. Además, al proceder como lo hace, insulta y ningunea a sus compatriotas, que muy mayoritariamente avalan cuanto ella censura y sataniza por treinta miserables monedas.
.
La Innombrable carga contra el timonel de la regeneración rusa porque el mercado potencial estaba maduro en Occidente para digerir sus libelos, ya que Vladímir El Terrible Putin, a diferencia de su predecesor, supo marcar distancias con quienes hicieron en su día lo posible y lo imposible, desde este otro lado del mapa, por la liquidación definitiva de la Unión Soviética, en primera instancia, y posteriormente de Rusia; la heredera natural, que no culpable, del legado histórico. Las pueriles masas contribuyentes, en USA y en la UE, sienten agitarse fluídos y hormonas con la sola insinuación de que un ex agente del KGB -un espía-, gobierna en el Kremlin y tiene a mano el botón rojo. Boris Stolíchnaya Eltsin, simplemente, no resulta rentable como elemento de consumo.
.
Finalizaremos el alegato en un par de entregas adicionales -o nos iríamos más allá de la dimensión razonable- exponiendo los nuevos argumentos de esta plumífera neocapitalista, avalados para la ocasión en The Washington Post [14 de Febrero] por Michael McFaul, una supuesta autoridad académica estadounidense al servicio de la contracultura local.
.
.
imagen de cabecera: © Павел Крюков

Etiquetas: , ,

 
11 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el miércoles, 15 febrero, 2006. Blogger LUIS AMÉZAGA escribió…

    Qué piensa hacer con ese dedo y las piernas descoyuntadas. Me temo lo peor :)

     
  • Publicado el miércoles, 15 febrero, 2006. Blogger Cenicienta escribió…

    Últimamente tienes el dedo corazón algo agresivo... ¿no has pensado en unas vacaciones?

     
  • Publicado el miércoles, 15 febrero, 2006. Blogger César escribió…

    Muy bueno, D. Luis! jeje. Juzga tú mismo ahora que alea jacta est [la suerte está echada ... para los que están peleados con el Latín].

    Tengo el MiG averiado, Ojo bonito, y no me alcanza la tesorería para reparar el sistema hidráulico que gobierna los spoilers y, además, para volar al Caribe ... En estas circunstancias, La Innombrable me pone [de mala uva, claro] ... Sobrevivirá a mi dedo corazón. Ya le dan bastante coba sus discípulos occidentales.

     
  • Publicado el jueves, 16 febrero, 2006. Blogger Lugarteniente escribió…

    Un comentario sobre el "fenomeno absolut" trasladado al whisky -terreno que me es mas que favorable-:

    El Cardhu en Escocia ni lo huelen. Aqui no se ve otro malta en bares y supermercados...

    Me repito, pero no he podido evitarlo. Me ha hecho mucha gracia :)

     
  • Publicado el jueves, 16 febrero, 2006. Blogger Cenicienta escribió…

    ¡¡EL MiG!! Nooooo, el bicho no!!
    Me he quedado sin vuelta.
    Buaaaaaaaa!!!

     
  • Publicado el jueves, 16 febrero, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Que la vida nos de tres cosas fundamentales, inteligencia para para usar el marketing sin que el nos use a nosotros,el razonamiento para diferenciar entre lo que nos creemos y nos queremos creer ...y por supuesto un dedo corazón largo para autosatisfacernos.

    Luis, si observas la otra mano de la chica, bajo mi punto de vista, indica un " No me joderas " . No?

    El

     
  • Publicado el jueves, 16 febrero, 2006. Blogger César escribió…

    Deserté del whisky hace ya seis años [cuando me ficharon en el FSB, Lugarteniente ... jeje], pero he escuchado a más de un bebedor de malta decir exactamente lo mismo que tú ... Y es que el valor percibido opera donde no existe la experiencia previa o la mínima sensibilidad para discriminar ...

    Puestos a rizar el rizo, supongo que algo similar -valor percibido, insisto- determina la elección de pareja que corrientemente hace el ser humano. Así nos va!

    Ojo bonito, muhé, se trata sólo de una pequeña avería. El pájaro quedará como nuevo en cuanto Putin me liquide los atrasos.

    EL, te condenarás ... Aún así, pediré a los Dioses que preserven de artrosis a tus corazones digitales y de hielo al que los inspira. Amen.

     
  • Publicado el jueves, 16 febrero, 2006. Anonymous Nurgle escribió…

    Pues yo sere un garrulo pero donde este un cochinillo al espeto, hecho sobre brasas de carbon vegetal, a fuego muy lento untandole cada dos o tres vueltas con aceite de oliva, que se quite la macroviotica, parafarmacia, corporoción dermoestetica, y las compañias de marketing, lising, renting, catering y demas "ing"
    otra cosa: no sera que visto lo visto de los "peazo" dirigentes que tenemos en este lado occidental del emisferio (y no hay mas que mirar a nuestro cercano alrededor) no podemos evitar sentirnos atraidos por el lado oscuro (esos ojos azules inexpresivos, esa sonrisa enigmatica, ese pasado chequista, con sus horribles conotaciones)creo que si, al final se reducira a eso, nunca ha habido tanta literatura sobre un dirigente ruso y es porque atrae, a la gente le gusta sentirse inquieta con el malo malisimo, porque al final les hace sentirse que las cosas son como tienen que ser.

     
  • Publicado el jueves, 16 febrero, 2006. Blogger César escribió…

    Algo de eso hay, továrish Nurgle. Ya lo creo.

     
  • Publicado el miércoles, 01 marzo, 2006. Blogger Cba (nadie sabe dónde) escribió…

    Qué buena la foto con la que empieza el post.
    Pasaba, leí, dejo saludos,

    José.

     
  • Publicado el jueves, 02 marzo, 2006. Blogger César escribió…

    Pues se agradece el comentario, José. Pavel Krukov -el autor- es uno de mis favoritos. Podrás ver trabajos suyos frecuentemente en las dos Secciones de Fotografía de este blog.

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter