Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
A todo gas ... Natural, of course (II)
fundamentos del Gas para todos los públicos
19 ene. 2006
Distribución geográfica de las reservas. Los países comprendidos dentro del área elíptica
acumulan el 70% de las reservas totales de petróleo y más del 65% de las de gas natural

El Gas Natural, que sólo recientemente se ha convertido en protagonista indiscutible entre los ciudadanos de Occidente, es un combustible fósil –o sea, no renovable- cuyas propiedades ya habían comprendido parcialmente los chinos a comienzos de la era cristiana [en algún momento y lugar he leído que perforaron el primer pozo corriendo el año 211]. Sin embargo, su uso industrial hemos de atribuirlo a los británicos –chicos listos estos isleños díscolos-, quienes, si bien habían descubierto los primeros yacimientos en 1659, comenzaron a distribuir comercialmente el producto a partir de 1790, sentando las bases del negocio actual.

Dos siglos y pico después, el business representa muchísimo más que un conjunto mejor o peor estructurado de transacciones comerciales entre Estados. El Gas Natural, casi un combustible marginal hace apenas tres décadas, es ya, por derecho, el motor energético del siglo XXI, y representa a día de hoy un 20% -o más- del consumo total de combustibles a nivel mundial [casi nada!]. Obviamente, semejante curriculum es fruto de una serie de circunstancias afortunadas que adornan a este elemento; características que comentaremos brevemente a continuación [ánimo, que el tema no produce necesariamente narcolepsia]:

De entrada, nos encontramos frente a un subproducto de la descomposición de la materia orgánica, ejecutada tenazmente durante millones de años [existen otras fuentes productoras de gas natural, incluyendo el propio organismo humano; pero aquí se trata, lógica y exclusivamente, del elemento comercializable]. El resultado es un compuesto incoloro e inodoro, mezcla de hidrocarburos ligeros y otros componentes [CO2, Helio, Sulfato de Hidrógeno, etc], cuyo ingrediente esencial es el metano [no menos del 90%].

Entre sus extraordinarias propiedades figura la de licuarse a partir de -161ºC. Gracias a ello, cuando el proceso es acometido industrialmente, obtenemos un compuesto dos veces más ligero que el agua, y cuyo volumen es seiscientas veces inferior al que le caracterizaba en estado gaseoso. Este pequeño milagro permite transportar el tan preciado combustible a cualquier rincón del globo terráqueo –fundamentalmente en grandes buques diseñados ex profeso-. Ello se traduce, obviamente, en un significativo incremento de costes, pues, una vez en destino, el producto previamente licuado debe someterse a un tratamiento inverso para su regasificación y distribución definitiva. Sea como fuere, a pesar de todo, la cuota de mercado del Gas Natural Licuado [GNL] es sólida y de tendencia alcista –no coyuntural-, representando ya el 21% del total de los flujos comerciales, frente al 79% correspondiente al transporte a través de gasoductos.

En otro orden de cosas, las reservas probadas de Gas –es decir, aquellas que podrían ser explotadas ahora mismo con la tecnología disponible- se expresan en cifras inimaginables para el común de los mortales: más de 5.000 trillones de pies cúbicos –pues en pies se computa este dato internacionalmente-, que garantizarían el abastecimiento por un período de 60 ó más años con los niveles de producción actuales [aunque continúan apareciendo nuevos yacimientos, por lo que el dato no es sino un simple ejercicio para que te hagas una idea más realista de lo que suponen las frías estadísticas].

Un tercio de todo este gas se ubica en territorio de la Federación Rusa –conviene que vayamos mentalizándonos-, y casi un 16% adicional tiene certificado de propiedad iraní [lo que sumado a sus notables recursos petroleros mantendrá al régimen de Teherán en el punto de mira más perverso de Occidente; con independencia de si procesa uranio o caviar, o de si las mujeres pueden lucir una minifalda y fumar en público como cualquier varón]. El tercer gran productor –aunque no autosuficiente- es USA, con menos del 6% de las reservas mundiales.


Distribución geográfica de las tasas de consumo mundial de Gas por habitante

Además de sus sorprendentes propiedades físico-químicas y de esa mal repartida abundancia de recursos a la que nos referíamos hace un instante, el combustible de referencia permite un transporte y uso final –industrial y/o doméstico- bastante seguros. Por supuesto, debe ser manipulado tras la extracción con el fin de eliminar diversas impurezas que contiene en bruto, así como para despojarle de ciertos componentes cuyo valor se acrecienta por separado. Al final, obtendremos un compuesto de metano y etano –básicamente-, al que se añade mercaptán, cuya misión consiste en dotar de personalidad aromática –y tanto!- al gas natural; en suma, un sistema de alarma orgánico –valga la licencia retórica- para prevenir accidentes debidos a eventuales fugas.

Y la guinda, en este compendio de bondades del Gas Natural, la pone su condición de combustible limpio. En el contexto que nos ocupa, limpio significa que, comparándolo con otros hidrocarburos, como el gasóleo –por ejemplo-, o con el carbón de toda la vida, presenta una combustión radicalmente menos agresiva frente al medio ambiente, al liberar proporciones ínfimas de dióxido de azufre y cantidades no tan despreciables, pero sí más reducidas, de óxido nitroso y dióxido de carbono. En consecuencia, dejando de lado la energía atómica, ningún otro agente energético en uso se muestra tan respetuoso con el ecosistema.

Por todo ello, la demanda de Gas Natural no deja de incrementarse, extendiéndose su prescripción a los más diversos ámbitos imaginables; entre los que merece destacarse de manera muy especial el sector de la
generación de energía eléctrica.

No está en mi ánimo -insisto una vez más- abusar de los números, induciéndote un sueño precoz. De modo que remitámonos al balance final; más que suficiente para aproximarnos a la verdadera magnitud del fenómeno. Así, basándome en las estadísticas de los últimos ejercicios y tras cruzar algunas variables, calculo que a lo largo del año en curso quemaremos, aproximadamente, 84.000 billones de pies cúbicos de gas [2.600 billones de metros cúbicos, si lo prefieres]. De esta cifra, un 27% correrá por cuenta de Estados Unidos; un 21% representará el consumo de la Unión Europea y alrededor de un 17% adicional corresponderá a la Federación Rusa.

Y aquí lo dejamos. En la próxima entrega regresaremos a las intrigas … Perdón, quería decir a la geopolítica relacionada con el Gas [en qué estaría yo pensando!].

Etiquetas: ,

 
7 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el jueves, 19 enero, 2006. Blogger Cenicienta escribió…

    Entre sus extraordinarias propiedades figura la de licuarse a partir de -161C.
    Como el cerebro de alguno, pero, a 20 grados...
    Siempre me inquieta, por decir algo suave, que el ser humano gobernante se pueda preocupar por un país sólo por la cantidad de riquezas naturales (o drogas) que posee y no por su moralidad, filosofía o protección de los derechos humanos. Y África es un ejemplo hiriente de todo eso.

     
  • Publicado el jueves, 19 enero, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Totalmente de acuerdo con Cenicienta. Añadiendo que la mirada de perversa de Occidente, jamas mirara hacia otro lado si no le produce beneficios, ni sera tampoco benevolente con esos paises, mientras existan tan altos intereses que tratan de disfrazar con otras cuestiones, no inocentes, pero si que nada tienen que ver con la verdad. La cultura, filosofia y tradiciones... no cuentan para nada, los derechos humanos, ya lo vemos todos los dias en los medios de comunicacion. En mi opinio, un nuevo Irak puede estar cerca. Dios no lo quiera, pero si no lo remedian los rusos, veremos que pasa.
    Cruz

     
  • Publicado el jueves, 19 enero, 2006. Blogger LUIS AMÉZAGA escribió…

    Creo que Uri Geller era un lince en prospecciones de petróleo y gas. Según el mapa, la España incolora podría ficharlo para darse una vuelta por suelo patrio. Todo es cuestión de buscar ;) Dependemos totalmente de otros y esos otros de nosotros. Esto es la globalidad, hagámosla bien.

     
  • Publicado el viernes, 20 enero, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    El tema puede, efectivamente, producir trastornos del sueño, a unos le produce narcolepsia y a otros insomnio crónico.

    Según el Anuario Gas de 2003 de Sedigas, las reservas probadas de gas natural en el mundo eran de cerca de 180 billones de metros cúbicos, es decir un 40% más que en 1990. Lo que constata tu información sobre la aparición de nuevos yacimientos, probablemente basado en el perfeccionamiento de las técnicas de extracción lo que permite perforar cada vez a mayores profundidades.

    Como me imagino que en tu siguiente post, nos contarás que parte de la notoriedad alcanzada por está energía se debe a sus ventajas ecológicas, ya sabes, que esto en el mundo comercial energético tiene mucho peso, casi tanto , he dicho “casi”, como los derechos humanos.

    Efectivamente, las principales reservas de gas natural están localizadas en Oriente medio con un 40% y la comunidad de estados independientes con un 31% , donde destaca la federación Rusa con un 85% de las reservas de esta área..

    Mira que enlazando, así, de manera espontánea, el gas en estado criogénico es una solución o una vía de inicio de conversaciones entre la federación Rusa y España , si a Marruecos le da por seguir el ejemplo de Ucrania y el gobierno ZP sigue poniendo impedimentos para el Gasoducto directo entre Argelia y España.

    Mandaré mi currículum vitae a Gazprom.

    Es viernes , mi cabeza no da para más.

    El.

     
  • Publicado el viernes, 20 enero, 2006. Blogger César escribió…

    Por desgracia, Ojo bonito, lo que tienes, o aquello otro de lo que careces, suelen determinar el interés el interés o deinterés de unos Estados con respecto a otros. Esa moralidad que invocas -y haces bien!- no cotiza cuando de relaciones internacionales se trata. La lista de ejemplos, como muy bien sabes, resultaría interminable.

    Si te refieres a una inminente edición iraní del conflicto de Irak, Cruz, dudo que la amenaza llegue a concretarse. Y por más que Bush y Chirac cultiven hoy la misma retórica -distinto sería si Francia estuviese vendiendo tecnología nuclear a Teherán, en lugar de Rusia-, resultará difícil detener el programa nuclear persa. No es que la idea me entusiasme; pero menos me gusta aún eso de Pakistán SÍ, Irán NO.

    Una sola palabra al hilo de tu comentario, D. Luis: brillante!

    En realidad, EL, la atropellada e inconclusa redacción de ayer me condujo a vaticinar una narcolepsia galopante para los lectores del post, cuando pretendía decir justamente lo contrario [ya está corregido el gazapo].

    En cuanto a las hipotéticas importaciones de gas ruso por parte de España, muy mal lo veo. Todo el gas licuado que Gazprom ha previsto producir a medio plazo irá directamente a Estados Unidos y Japón. De modo que seguiremos como hasta ahora; adquiriéndolo a salto de mata y sin fidelidad aparente a ninguno de los suministradores potenciales [que son pocos, como bien sabes].

    Pensando en el negocio del gas ruso -desde España-, existe alguna opción de gran calado, que ni a los caóticos chicos de ZP ni a los estrategas de Gas Natural se les va a pasar por la imaginación.

     
  • Publicado el lunes, 23 enero, 2006. Anonymous Anónimo escribió…

    Una exposición cojonuda, por claridad,síntesis y completa información.

    He aprendido.

    El

     
  • Publicado el lunes, 23 enero, 2006. Blogger César escribió…

    Agradezco el cumplido, EL; aunque, tratándose de quien se trata, lo de enseñar algo me viene grande ...

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter