Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Yuschenko y cía.: crónica de un desastre anunciado [II]
El precio de volver la espalda a la realidad
19 dic. 2005
La boina de estos soldados sugiere que son rusos, ¿verdad?
Pues, en realidad, pertenecen a las Fuerzas Armadas de Osetia del Sur
.
En todo caso, la locomotora revolucionaria que debería recorrer triunfante la distancia entre Taillín, en el Báltico, y Bakú, en el Caspio, pasando por Kíev y Tbilisi, carece de combustible en un doble sentido: sus iluminados maquinistas han sustituido el gas de la ideología por el del servilismo a intereses foráneos; y, si ello nos pareciese poco, el gas vital que sus respectivas y precarias economías nacionales precisan para no colapsarse –ahora sí hablamos gas natural- es de propiedad rusa. Empezamos mal, ¿no? - Así concluíamos el capítulo precedente [cuya segunda parte ha tenido un tedioso período de espera antes de aparecer aquí ... Mea culpa!].
.
Por supuesto, los más forofos sostienen lo contrario; aunque conviene dejar bien sentado que, quienes así opinan, no han hilvanado ni tres simples argumentos, más allá de su fervor partidista, para dar el mínimo soporte exigible a sus respectivas tesis.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar -reza el viejo y célebre aforismo castellano. De manera que resumiré a continuación las razones capitales de lo que intuyo un desastre anunciado:

1. Ninguno de los integrantes de este autonominado bloque de acción democrática -Señor, Señor!- posee reservas de hidrocarburos. Azerbaiján es la excepción, claro está. Sin embargo, el Gobierno azerí no ha mostrado entusiasmo alguno ante el disparate -perdón, la iniciativa- ni, por supuesto, la más leve intención implícita o explícita de adherirse. El
Presidente Ilham Aliev es un pájaro de cuidado; pero con los pies firmemente asentados sobre la tierra -a diferencia de su vecino georgiano.

2. Bielorrusia se encuentra justo en medio del mapa -físicamente-, estorbando el diseño de la operación y devaluando la tentativa de aislar a Moscú. Por supuesto, la bronca de Occidente contra
Alexandr Lukashenko, su Presidente, disfrazada para el consumo con los ropajes de la lucha por las libertades democráticas, es una falacia grosera y mayúscula, motivada por la insultante actitud del régimen de Minsk, que no parece impresionado ante las supuestas bendiciones derivadas de observar la misma actitud servil que algunos antiguos hermanos ex soviéticos.

Tampoco me extenderé sobre el particular en esta ocasión [o la idea original de este demoradísimo post se diliuría como azúcar en una taza de café]
; si bien quisiera subrayar aquí y ahora, en contra del típico y tópico discurso amarillista del circo mediático europeo y estadounidense, que los estándares democráticos reales vigentes en Bielorrusia no son inferiores a los ucranianos, rusos o moldavos, por ejemplo. Sucede, en cambio -y ello da pié a los detractores de Lukashenko- que la Oposición bielorrusa se manifiesta del mismo modo que la rusa; es decir, casi como pequeños clubs de amiguetes, sin propuestas de verdadero calado ni quorum, que no saben cómo arreglárselas para relevar al mandamás [no todo se soluciona con financiación exterior ... ¿Me explico?].
.
Uno puede constatar sencillamente, si se toma la molestia de indagar sólo un poquito, que el Presidente Lukashenko goza de gran popularidad entre los suyos. Al igual que en la Federación Rusa, a los ciudadanos de Bielorrusia parece gustarles el sistema vigente -por más serio que el de sus vecinos-, y respaldarán cualquier acción contundente que, en su caso, llegase a conducirse contra los promotores de un eventual movimiento anaranjado [que también figuraba en el vademecum de actuaciones de Yuschenko y cía -y probablemente de la otra CIA-, dicho sea de paso].

3. En el fondo, los Gobiernos que impulsan esta movida componen un conjunto muy heterogéneo de intereses susceptibles de colisionar en cualquier momento. Y, por supuesto, la base de sus oligarquías gestoras es fundamentalmente corrupta; lo que acrecienta su fragilidad estructural.

4. La iniciativa antirrusa -llamemos a las cosas como corresponde- no se halla suficientemente respaldada por el electorado; especialmente en Ucrania, donde los planes de Víktor Yuschenko tienen en frente -y enfrentado- al 50% del país [y soy conservador, pues, a día de hoy, tal porcentaje debe haberse incrementado significativamente]. Sea como fuere, si los acontecimientos terminan por desmandarse, la sociedad civil comprendería inmediatamente la fatuidad de sus dirigentes, lanzados a una cruzada con munición de fogueo. Dicho en román paladino: un corte en el suministro de gas y petróleo por parte rusa no está descartado [existen precedentes]. Los efectos de tal acción resultarían devastadores, tanto para industria como para la salud emocional del ciudadano medio. Las máquinas no funcionan sin energía. Los cuerpos no se calientan sin energía. Sin combustible no hay energía ... Un silogismo facilito.

5. Cuando estos aventureros hablan de tender redes transportadoras alternativas, parecen desconsiderar lo esencial: ¿con qué recursos económicos? Ni por separado ni en comandita están en condiciones de afrontar un macroproyecto de semejante envergadura. Y aún haciendo ciencia-ficción y asumiendo que pudiesen, no veo cómo se las compondrían para obtener gas en cantidades sensatas y ofrecerlo a la Unión
Europea.

click

Azerbaiján vive al límite de sus posibilidades actuales haciendo frente a las obligaciones interiores y exteriores ya contraídas [y lo último que precisa hoy es enemistarse con Moscú]. Uzbekistán, especialmente tras las últimas torpezas de la UE y Washington, milita más fervientemente que nunca en el bando del Kremlin. Turkmenistán, aún actuando por libre -aislada, de hecho-, gestiona sus hidrocarburos con el manual de Gazprom [el Monopolio ruso del gas natural] -por decirlo de un modo jocoso. Y Kazakhastán, siempre en mejor sintonía con Moscú que con sus enemigos, persigue la diversificación más saludable mediante acuerdos con los grandes demandantes asiáticos [China en especial] ...

Y no hay más, o yo estoy muy perdido. Para colmo de desgracias -Señor, Señor!- Irán ha hecho saber recientemente que vería con muy buenos ojos la entrada de Rusia como socio en el proyecto de un futuro gasoducto que enlazará -eso dicen- el territorio persa con la India, atravesando Pakistán [tampoco es prudente entrar en ello ahora. Aún así, me gustaría apuntar que el proyecto iraní, de concretarse, convertiría la guerra de Afganistán, con carácter retroactivo, en la peor inversión de Washington ... y cía. Of course, se trata de una opinión personalísima].

6. Si el despropósito triunfase sobre el sentido común y, finalmente, llegásemos a verificar una red cítricodemocrática de gasoductos atravesando suelo ucraniano -después de haber cruzado el Mar Negro desde la orilla turca [!]-, estaríamos regresando de cabeza a la guerra fría -o templada severa- mucho antes de que el primer kilómetro de tubería hubiese sido emplazado sobre el terreno, dado que nada de esto cabe sin la participación activa de Estados Unidos y ciertos supporters de la UE. Insisto, sin embargo, en que el escenario me parece de ciencia-ficción, pues, de entrada, no consigo ubicar las fuentes de suministro gasista.

Sea como fuere -ya metidos en harina-, imaginemos por un instante que los gobernantes de las naciones productoras a los que me refería poco antes, víctimas de una repentina psicosis alucinatoria profunda, deciden al unísono reorientar sus respectivas políticas y sumarse a la causa de Yuschenko y cía en calidad de proveedores estables. ¿Qué haría Rusia llegado el caso?

Detesto oficiar de futurólogo. Con todo, puestos en el extremo antedicho, tal vez asistiésemos al reconocimiento oficial de Abkhazia y Osetia del Sur -en Georgia-, Nogorno Karabakh -en Azerbaiján- y el Transdniester -en Moldavia- como Estados soberanos por parte de Federación Rusa [con el consiguiente Tratado anexo de Amistad, Cooperación y Defensa recíproca]. Los menos familiarizados con la temática comprenderán a partir de aquí el por qué de la imagen que inaugura este post ...

Podemos y debemos prever una antológica desestabilización en el Cáucaso a resultas de un gesto como éste. Las algaradas cítricas que hemos conocido en Kíev y Tbilisi semejarían coros infantiles entonando villancicos, por comparación. Y para completar el esquema, Moscú incentivaría también, en paralelo y sin demasiado esfuerzo, la protesta activa de la región oriental ucraniana, netamente divorciada de su Gobierno. A partir de ahí, o se produce un cambio fulminante de régimen, o se iniciaría un movimiento secesionista en toda regla, alentado por la mitad más rica e industriosa del país. En dichas condiciones, el gasoducto cítrico difícilmente llegaría a completarse.

En fin, olvidemos la futurología. Lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible. El Corredor Democrático, la penúltima gran shutka [шутка, broma] urdida por las mentes más calenturientas, aventureras y oportunistas del viejo espacio soviético, carece de sostén económico, tecnológico, comercial y moral ... Aún así, la película de los hechos conocidos hasta hoy supone una muestra de lo extremadamente peligrosa que resulta la ambición desconectada del talento -caso de Misha Saakhasvili-, o despreocupada de las consecuencias -si nos atenemos a la huída hacia adelante de Yuschenko.

Un editorial aparecido días atrás en la prensa rusa aludía a estos factores subyacentes de riesgo en los siguientes términos [literal]: En cuanto a la actitud de la cúpula ucraniana, qué Dios juzgue si realmente intenta vender la seguridad de Rusia a cambio de gas barato. Hay cosas que nadie puede hacer impunemente.

Imagen de cabecera: © Коммерсантъ

Apéndice - 20 de Diciembre


Esta composición del artista ucraniano Ilya Chichkan -Илья Чичкан-, titulada Psicodarwinismo, está levantando ampollas entre el personal de la misión diplomática palestina en Moscú. Para más detalles acerca de tan peculiar muestra, tendrás que hacer una incursión en NEWS_ru.com [sólo en Ruso, lo siento; aunque podrás contemplar algunas imágenes interesantes].

Etiquetas: , , , , ,

 
8 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el jueves, 15 diciembre, 2005. Blogger LUIS AMÉZAGA escribió…

    Por qué no lo alargan un poco más, por lo menos hasta Barcelona, así Gas Natural se asegura el futuro monopolio. Menos mal que en estas obras no hay ninguna mano política, ¿verdad?

     
  • Publicado el jueves, 15 diciembre, 2005. Blogger Lugarteniente escribió…

    Menuda machada. Mas que un gol a Yuschenko es una goleada a los polacos.

     
  • Publicado el viernes, 16 diciembre, 2005. Blogger César escribió…

    Pues deberíamos ir pensando en liberarnos del monopolio suministrador que ejerce Argelia, Luis; aunque mucho me temo que esto es poco menos que impensable -como sucede con Gas Caixa ... ¿o era Gas Natural?.

    Sólo existe pluralidad -extraña pluralidad, por cierto- en las importaciones de Gas Natural Licuado [LNG]. En este apartado la situación española no tiene parangón a nivel mundial, pues somos el país con más y más diversos proveedores que existe ... Lo cual, evidentemente, no contribuye a abaratar el precio adquisición. Interesante, ¿no?

    Lugarteniente, a Yuschenko le han enviado un mensaje que podríamos resumir así: ponte más tonto aún y te dejaremos las cañerías de adorno. Continúa tensando la cuerda y construiremos una red nueva puenteando definitivamente el territorio ucraniano. Así no sólo pagarás un huevo por cada metro cúbico que nos compres después, sino que perderás ese valor estratégico del que ahora te jactas pensando que nos tenías bien trincados ... So listo!

    A los polacos, que sobreestimaron sus activos y depositaron demasiada fe en el circo de la UE, acaban de dejarles, literalmente, con el trasero al aire. Pagarán el gas a precio alemán en lo sucesivo y, por si ello fuese poco, pierden un montón de millones provenientes del peaje que Moscú venía abonando por atravesar su territorio con el gasoducto.

    Estas lecciones intensivas de Capitalismo se han dado y continuarán dándose todavía durante bastantes años en el entorno de la CEI y en el de aquellas otras naciones que componían el extinto Pacto de Varsovia.

    En fin, espero disponer de tiempo esta tarde para poner en limpio mis notas y completar el post.

     
  • Publicado el sábado, 17 diciembre, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    He terminado de leer una entrevista al ministro georgiano encargado de la negociación con Abjasia para solucionar el conflicto que les enfrenta ( según el no existe, lo que existe es una especie de ocupación de lo "peacemakers" rusos que impiden que Georgia recupere lo que por derecho le corresponde" la solución según este señor pasa por la incorporación de Georgia a la OTAN, entonces parece ser que los rusos se marcharan y problema solucionado ¿?.
    Mientras en Ucrania aumentan las prisas del presidente por ingresar en dicho club (parece ser que esto también traerá la solución de todos los problemas del país incluido los gasisticos) y yo me pregunto si sera capaz de hacer un referéndum para la adhesión ya que según centro de investigación de Razumkov hoy, los sondeos indican que entre 60 por ciento y 70 por ciento de los ucranianos son contrarios al ingreso como miembro de la OTAN.

     
  • Publicado el domingo, 18 diciembre, 2005. Blogger César escribió…

    Conozco el asunto, Nurgle, y me parto de la risa con el optimista del Ministro georgiano. Están todos cortados por el mismo patrón que Misha en el Gobierno de Tbilisi. Pobres georgianos!! ¿Para eso destronaron a Shevarnadze?

    Entre Yuschenko y Misha -ya me cuesta llamarle Saakhasvili-, huyendo hacia adelante ambos, van a agravar unos cuantos problemas. Los ucranianos pueden encontrarse con un cierre de grifo -gas- el primero de Enero, y ya es practicamente seguro que, en el mejor de los casos, van a pagar el doble por preciado combustible. Veremos si Yuschenko y cía sobreviven al descrédito popular de tanto zumo de naranja hueco y estéril.

    Misha está aún más atrapado. Por supuesto, los pacemakers rusos no se irán ... Porque ni en Abkhazia ni en Osetia del Sur quieren que tal cosa suceda [tengo una fotografía muy curiosa y muy reveladora de por dónde late el sentimiento de estas regiones secesionistas. La incluiré en el post ...]

    Además de una lengua muy larga y muy desconectada del sistema nervioso central, el líder georgiano no tiene con qué envidar. Ni siquiera Bush respaldará una acción nerviosa de este personaje lamentable [acción que encontraría una respuesta contundente del otro lado].

     
  • Publicado el domingo, 18 diciembre, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    Lo que me gustaria remarcar, es que desde los medios especializados en economia son corrientes estos dias titulares como: "Rusia chantajea a las republicas rebeldes" y aunque en parte sea cierto, no deja de ser mas cierto que el gas es ruso, producido en Rusiay por empresas rusas,que si en su dia se tomo la decisión de "por lo que sea" ofrecerselo a precios politicos, no deja de ser menos cierto que era oneroso para la propia Rusia que se resentia, cuando estas republicas en su madurez toman una decisión estrategica la toman con todas sus consecuencias, (queda muy bonito denunciar al terrible imperialista ruso, y luego ir llorando por el mundo cuando te dicen que la factura del gas la tienes que pagar a precios internacionales)Al final el gas es dinero y nadie esta dispuesto a regalar su dinero, ni siquiera los periodistas de las publicaciones economicas.

     
  • Publicado el jueves, 22 diciembre, 2005. Blogger Lugarteniente escribió…

    Explicanos un poco lo del simio César, si es posible. Me pica la curiosidad.

     
  • Publicado el jueves, 22 diciembre, 2005. Blogger César escribió…

    Lugarteniente, la Galería Guelman organizó en Moscú una muestra del artista Ilya Chichkán; un tipo algo heterodoxo, según parece [nada grave]. Entre el lote de obras expuestas, podía verse este chimpancé, luciendo el mismo atuendo que vestía Yaser Arafat un día sí y otro también.

    La noticia tuvo que difundirse deprisa, porque en la Embajada de la Autoridad Palestina se enteraron enseguida y enviaron notas de protesta a diversas instancias, incluyendo, por descontado, a los organizadores del evento.

    Una parte de la prensa local comentaba el asunto el lunes, sin concederle mayor importancia. Pensé, no obstante, que se trataba de una nota curiosa, y decidí servirme de ella como apéndice ... Para desengrasar, ya sabes :))

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter