Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Tribulaciones de un aspirante a blogger. Miscelánea dominical
9 oct. 2005

Desde el copckit de un Sukhoi Su-27 - para el placer de tus ojos

Hoy he decidido volar lejos del Este europeo. De tarde en tarde, viene bien un toque de diversidad, ¿no? Pues cambiemos radicalmente de escenario por un día.
.
Estoy aburrido de la Política española. En serio. Unos y otros -aunque también en la patología hay grados- componen un circo que inspira emociones de lo más variopinto. En mi caso, éstas se sitúan a lo largo de un eje, entre el escepticismo y el desprecio, pasando por la indiferencia puntual. Lo siento; no me merece más respeto la obra diaria de nuestros timoneles, cuyas miserias y carencias resultan aún más descaradas, si cabe, desde el advenimientode D. José Luis Rodríguez Zapatero -alias ZP- al Palacio de La Moncloa [para los visitantes extranjeros de esta web, La Moncloa es nuestro equivalente local de la Casa Blanca ... Es decir, en los sueños de su inquilino actual, of course].
.
ZP nos ha convertido en payasos de la gran escena circense internacional, al tiempo que ponía la casa patas arriba; como corresponde a un burócrata de Partido coronado líder de los socialistas españoles en virtud de una larga serie de infortunios internos y afortunadísimas carambolas [básicamente, porque cuando Felipe González pasó a la reserva dejó en evidencia que no había ni una sóla personalidad carismática alternativa en la cúpula del aparato]. Así, ZP se encontró un buen día al frente de una facción política en franca descomposición, pero bendecida por las leyes de lo inexplicable -que se da, se da- y unas cuantas torpezas encadenadas del Gobierno de José Mª Aznar -como la gestión del Prestige y la guerra de Irak-, culminadas en la masacre del 11 de marzo de 2004 y la subsiguiente tormenta mediática, que contribuyó a agigantar el desconcierto en los primeros momentos y facilitó un cambio substancial en la tendencia del voto.
.
.
De modo que ese mismo burócrata de Partido, tocado por una fortuna que ni en coma etílico habría concebido, alcanzó la Presidencía del Gobierno del Reino de España -o este país, como suele decirse. Y lo hizo con avales tan interesantes como, por ejemplo, ser radicalmente inexperto en la gestión de cualquier cosa más allá de su propio monedero, amen de profundo desconocedor de la diferencia entre macroeconomía y macrocefalia; o mostrarse tan escasito culturalmente, que provoca bochorno; y, por descontado, vacío de ideas y repleto de programas todavía más vacíos -como esa ridícula Alianza de las Civilizaciones, que necesariamente desatará la hilaridad entre los pesos pesados de la escena internacional [nótese que un peso pesado de la política es algo muy distinto de lo que representan, por ejemplo, Kofi Annan o Mikhaíl Saakashvili].
.
Así, con semejante circo enmarcando los perfiles del panorama político español, progresivamente bananero, no resultó extraño que los enanos se envalentonasen en Cataluña y el País Vasco. Tal es el resultado lógico de adorar el trono a toda costa, pactando hasta con los bandoleros para conservarlo si era menester: la naturaleza del Estado, es decir, todo lo que ni ocupa ni alimenta a los ciudadanos, mantiene a ZP entretenido a jornada completa. Y así encelado con el juguetito de los cojones -licencia dominical, sorry-, ha generado un gravísimo problema, él solito, a base de compadreos y debilidad existencial -suya y del Partido Socialista.

Ahora, cuando el petardo -léase la revisión parlamentaria del engendro estatutario catalán- amenza con reventarle en la cara, o termina de tragar -y yo de solicitar formalmente la nacionalidad moldava-, o tendrá que hacer un curso acelerado de firmeza, coherencia, y patriotismo; virtudes que no le adornan en absoluto -o yo soy incapaz de identificarlas en su egregio talle- si repasamos su trayectoria pública.
.
Y al hilo del tan manido Estatut, leía dos días atrás una interesante reflexión bloggera de
Topgun -mucho más capaz que ZP de meditar sobre el particular; por dotación neuronal bruta y por su condición de catalán. Al igual que hicieron otros visitantes antes que yo, dejé testimonio en su web de mis puntos de vista al respecto, enfatizando las variables capitales del entorno en que el provincianismo de los nacionalistas españoles ha venido medrando desde el comienzo de la transición democrática [favorecido, sin duda alguna, por el mismísimo Poder central, que se ha servido de ellos con profusión y promiscuidad para afianzar su posición prevalente].
.
Así, pues, a fin de no repetirme como un lorito, reproduzco a continuación el antedicho comentario, que viene a complementar el dibujo de mi particular puesta en escena frente a lo que rodea el día a día de los españolitos [y para no descontextualizar las ideas,
te sugiero que leas también el texto de Topgun y el resto de comentarios al hilo del mismo]:
Me parece que la naturaleza del problema es estructural e insoluble, Topgun. El Estado de las Autonomías -en mi humilde opinión- fue un invento de la clase política, pensado exclusivamente para alumbrar un ecosistema en el que aparearse y procrear a sus anchas. Todos sabemos que el Poder es más Poder cuanto más se reparte. Así, crear espacios para el adversario minimiza el riesgo y la magnitud de los enfrentamientos.

Una cosa es consolidar la personalidad nacional desde los orígenes, sumando parcelas de manera natural [o casi] -como EE.UU o la Federación Rusa, por ejemplo-, y otra, muy distinta y sólo explicable formalmente, transformar a posteriori el todo en un desglose racional del sumatorio.

Este Estado Autonómico que nos hemos dado los españoles -me parto de la risa- es, o así me huele, un engendro incapaz de trascender la fase más infantil. Finalmente, tenemos un montón de regiones con intereses enfrentados, un trillón de Señorías, centenares de edificios y coches oficiales, y una superestructura estatal acojonada e incompetente, más preocupada de su propia pervivencia que por llamar a las cosas como corresponde y obrar en consecuencia. Un puñetero bodrio es lo que nos hemos dado entre todos si hay que matar a la madre -España- o desnaturalizarla para que sus hijos se sientan realizados.

Además de compartir tu reflexión acerca del Estatuto de Cataluña, insisto nuevamente en que ZP es corto-corto-corto. Porque a su edad, un tipo más despejado no querría pasar a la Historia como el político más pernicioso de la era postfranquista española y, sin duda, uno de los peores estadistas del mundo. Si logra renovar mandato en las próximas elecciones -cosa que no me sorprendería, visto el papanatismo en que nos hemos instalado los españolitos-, igualará a Boris Eltsin en habilidad para provocar desastres

Por descontado, me niego a creer en la viabilidad de una Unión Europea que no establece mecanismos para que todos los países miembros dispongan de Gobiernos mínimamente decorosos. En Washington saben esto muy bien; y vive Dios que lo explotan! No culpo a los norteamericanos por alentar a nuestra UE de pacotilla en su permanente línea de desarrollo hacia la nada efectiva. Tienen que estar destornillándose de la risa tras el autogol de la última ampliación a 25 miembros [manda huevos, Federico Trillo!] ... ¿O es que alguien cree seriamente que ya somos los Estados Unidos de €uropa sólo porque tenemos una divisa común [y ni siquiera para todos]?
Pues eso!

Etiquetas:

 
6 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el domingo, 09 octubre, 2005. Blogger Topgun escribió…

    César,

    No debes perder la esperanza.
    Cierto es que algunos acontecimientos invitan al pesimismo pero mucho peor es el inmovilismo.

     
  • Publicado el domingo, 09 octubre, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    Hombre podras pensar lo que quieras, pero lo cierto es que Cataluña siempre ha tenido una consciencia muy profunda de su propia realidad, de hecho su fiesta nacional es la celebracion de una derrota, como se articula eso en la realidad innegable que configura España, pues no lo se, si sirve el estado autonomico si hay que ir hacia una configuarcion federalista o simplemente negar la mayor y hacer tabla rasa

     
  • Publicado el domingo, 09 octubre, 2005. Blogger Marta escribió…

    hola, he visto que tienes muchas cosas rusas...

    govorish po rusli¿? ia da ;)

     
  • Publicado el domingo, 09 octubre, 2005. Blogger César escribió…

    No lo tengo nada claro, Topgun y Nurgle. Desde mis gafas hipermétropes, los problemas de España son otros, y todos ellos más importantes que la redefinición del modelo de Estado. Eso, a la gente normal y corriente -es decir, a la que costea el circo- no le causa la menor inquietud.

    Bienvenida, Marta. Мои Русскии язык не прекрасен, но я могу танцевать ...

     
  • Publicado el lunes, 10 octubre, 2005. Blogger LUIS AMÉZAGA escribió…

    Quién soy, de dónde vengo y adónde voy. Este estado (deplorable) de las autonomías parece una mala escena de una película de Woody Allen. Siempre sicoanalizándose, ombligándose, rumiándose. Estoy de acuerdo con quienes dicen que estos políticos se dedican a generar problemas donde no los hay. ¿Por qué? Para darse una importancia que el día a día de la gestión no les permite. Ya están aburridos de 3% y de tapar boquetes en El Carmelo. Necesitan unas líneas en los libros de Historia, a costa de lo que sea y de quien sea. La tan venerada Transición española, ha tenido mala digestión y treinta años más tarde me repite.

    Por último quiero recordar la frase de Camilo José Cela : "En política los experimentos se pagan muy caros y lo que es más grave, no los pagan los utopistas sino los pueblos sobre los que se experimenta " .

     
  • Publicado el lunes, 10 octubre, 2005. Blogger César escribió…

    Después de todo, Luis, ex Ministro José Luis Corcuera era como el otro yo de Cela -el yo tenebroso, que dirían las malas lenguas [jeje]: los experimentos, con gaseosa [Corcuera dixit].

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter