Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Vladímir Voronin, Presidente de la República de Moldavia
La evolución de las especies (IVª parte)
3 jul. 2005

Si haces tu primera incursión en esta web o en este apartado, te
sugiero revises antes de continuar los Capítulos
1
, 2 y 3 de la serie
.
Vladímir VoroninVladímir Voronin -en la imagen- llegó al poder como consecuencia de diez años de desgobierno y deterioro en todos los órdenes. Y aunque parecía la versión adaptada del líder comunista ruso Gennady Ziuganov, los moldavos no trataban de resucitar tiempos mejores, sino de alterar el rumbo que les había conducido desde la esperanza hasta la quiebra. Y en verdad los primeros pasos del nuevo Presidente tenían cariz esperanzador, pues parecía existír un objetivo claro en sus actuaciones.

De modo que ciertas inconsistencias de la etapa Lucinschi comenzaron a ser rectificadas de inmediato a fin de sacar al país de una senda diplomática que conducía directamente a ninguna parte, perpetuando así el bloqueo de asuntos capitales para la consolidación de la joven República. Eso es, al menos, lo que una buena parte de la sociedad moldava creía o deseaba creer [incluido yo].

Para resolver en el medio plazo la cuestión de la integridad territorial, era preciso imprimir un rumbo estable a los asuntos exteriores de la nación y hacerlo, además, de modo inequívoco y en sintonía con quienes tienen en sus manos todas o casi todas las llaves del consenso entre las partes enfrentadas.

Así, Voronin dio en el arranque de su mandato vivas muestras de algunas actitudes básicas, afirmando ante cuantos querían escucharle que Rusia Era EL Socio Estratégico de Moldova, y dejando claro ante su homólogo rumano,
Ion Iliescu
, que las relaciones con Rumanía deberían discurrir por los cauces habituales de buena vecindad y por ninguna otra vía especial [en la práctica, se llegó rápidamente a un peligroso deterioro de las relaciones bilaterales, con reparto bastante parejo de culpabilidades entre ambas partes].

Con respecto a la
GUUAM, reiteró el alineamiento moldavo dentro del grupo y en el seno de la CEI, “siempre que los objetivos de cooperación subregional no amenacen con transformarse en un ariete contra la superestructura liderada por la Federación Rusa”... Se podía decir más alto, pero no más claro.

Meses después tras la última Cumbre de Yalta de 2002, Voronin declaró su insatisfacción con el rumbo que paracía seguir la
GUAMM, “cuyos resultados –dijo textualmente- no se corresponden con las grandilocuentes declaraciones de propósitos, lo que está llevando a la Organización a convertirse en un cuerpo atrofiado, que debería clarificar sus relaciones con la CEI y la Unión Europea”.

En relación con los separatistas del Transnistria, el nuevo líder moldavo parecía dispuesto a hacer concesiones excepcionales para zanjar el contencioso y restaurar la unidad nacional. El Partido Comunista Moldavo y él mismo culparon sin recato al Gobierno de Snegur en reiteradas ocasiones -antes y después de las Elecciones de 2001- de promover una guerra que consagró la secesión. En unas durísimas manifestaciones realizadas ante la prensa moscovita pocos meses después de alcanzar la Presidencia, Voronin hacía un guiño a Smirnov insinuando -resumo- que "Mircea Snegur tenía las manos manchadas de sangre como consecuencia de la llegada a los círculos de poder de varios advenedizos tras las elecciones de 1.990, los cuales forzaron a los patriotas transnistrianos a defenderse frente a los despropósitos de aquella nueva clase política emergente en Kishinev" [
Izvestya
, 11.07.01].

En el plano formal se sucedieron los encuentros al máximo nivel entre las autoridades de Chisinau [o Kishinev] y Tiraspol, que jamás llegaban a conclusiones relevantes en relación con la resolución del contencioso fundamental [como de costumbre, sólo pequeños avances de naturaleza aduanera y fiscal]. Lo cierto es que Igor Smirnov, el Presidente rebelde, no cedía un ápice en materia de soberanía, llegando incluso a decretar la emisión de pasaportes transnistrianos tras las primeras sesiones bilaterales [por si aún restaban dudas acerca de cuáles eran las auténticas posciones de fondo]. Desde entonces, todo han sido desplantes entre las partes a lo largo de cuatro años [la imagen superior corresponde a la fachada del Parlamento de la región secesionista].

Etiquetas: , , ,

 
1 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el martes, 20 junio, 2006. Blogger Sentido Común escribió…

    Me gusta mucho este blog y me interesa conocer de Moldavia. Tengo un blog que quisiera compartir con usted, que trata de las peripecias de un diplomático colombiano en ése país, a manera de parodia política sobre la actualidad colombiana. Me gustaría saber si "Desde mis gafas" todavía se publica, porque veo entradas muy anteriores.
    Cordial saludo,
    Sentido Común
    http://titeresincabeza.blogspot.com/

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter