Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Reflexiones y tribulaciones de un 'blogger' ... Y pequeño homenaje
11 jul. 2005
La blogosfera es un mundo realmente curioso, donde uno puede encontrar de todo –lo mejor y lo peor-. Es, en cierto modo, una Editorial sin Consejo de Administración ni estatutos que limiten el trabajo del usuario más allá de las cortapisas derivadas de su propia creatividad, su motivación y el formato o herramienta de publicación que haya elegido. Un encantador espacio de libertad –suena tópico, lo sé-, que a todos nos convierte en autores, aunque debamos arrastrar a cambio la etiqueta de alternativos, implícita en el uso de todo canal paralelo [porque paralela es aún la blogosfera].

Lo bueno y lo malo de tan ácrata dimensión cibernética radican precisamente en el talante democrático de la misma [en realidad, temo que mas que democrático, es difícilmente controlable]. Resulta fantástico saber que cualquiera dispone de un recurso para expresarse libremente. Y no existiendo moneda sin dos caras, resulta igualmente desasosegador comprobar que cualquiera ejercita el aludido derecho sin despeinarse.

Desde esta perspectiva –estrictamente personal, por lo demás-, la pureza cuasi virginal de la idea primigenia ha pasado por una etapa de confusión hasta llegar, finalmente, a niveles escandalosos de masificación, que la prostituyen y deforman, ocultando las individualidades más talentosas bajo miles de millones de bytes de basura.

Diferenciarse llega a ser un ejercicio tanto o más ansiógeno que el de generar contenidos. Ansiógeno y destructivo, porque más de una buena cabeza, repleta de ideas que merecerían ser divulgadas y compartidas, se desanima y desiste precozmente, contemplando, abatido, cómo una masa ingente de literatura vacía o aberrante se multiplica por ósmosis, vaticinándole un inmerecido anonimato si no es lo bastante sagaz, perseverante y resistente a la frustración como para aguantar el tipo hasta que la burbuja reviente. Porque alguna salida habrá.

Personas que jamás habían escrito una línea salvo en período de exámenes muestran hoy, impúdicamente, sus conclusiones acerca de la fiesta de cumpleaños de la vecina; o la fotografía de su novia –guapísima, oiga usted!- en una especie de Diario Intimo Ma Non Tropo, que sólo interesa a unos pocos compañeros de clase u oficina –sin garantía de fidelidad- y tal vez a sus progenitores.

Cierto que estas falsas vocaciones son como hojas caducas y pasan en un suspiro, mayoritariamente, pues cuando no se es congénitamente ciego, uno termina por diferenciar entre las vivencias o elucubraciones que pasean por su mente y la idoneidad de proclamarlas a los cuatro vientos en la web. O tal vez sería maravilloso ponerlas al servicio de la humanidad, pero, enfrentados con el teclado y el procesador de textos, somos víctimas repentinas de un ataque de honestidad y asumimos, así, que nuestra vocación supera de largo a nuestro talento creador.

Cada día son abandonados en el universo infinito de la red miles de blogs tras apenas un fugaz coqueteo con la praxis. Sin embargo, tales abortos terapéuticos van inexcusablemente acompañados de múltiples alumbramientos simultáneos a lo largo y ancho de la Red. Nuevas criaturas redundando sobre la misma nada –el eterno más de lo mismo-, que provoca una y otra vez muecas de contrariedad cuando hacemos click sobre una línea de hipertexto para ser conducidos a ninguna parte [por decirlo finamente].




Pero los Dioses son buenos –en el fondo- y reservan el más dulce de los postres para quienes saben aguardar. De modo que sólo es cuestión de no desfallecer al primer contratiempo. Si buscas contenidos de calidad, pensamiento de calidad, humor de calidad o, simplemente, prosa o verso de calidad, existen. Y brillan con luz propia. Una luz que no debería languidecer entre tanto desecho, porque nos enriquece cuando permitimos que proyecte sobre nosotros sus matices de color y de sombra.

Southmac y Ababol, cada uno desde su personalísimo universo creativo, revelan las más esplendorosas y eventualmente ocultas virtudes del Castellano. Ellos son –para mi- paradigmas de la libertad creativa bien ejercida, pues ofrecen al lector pedazos de realidad y fantasía, habitualmente frescos y deliciosos, llevando al límite las virtudes expresivas de nuestra lengua, que dominan -ambos- al punto de poder jugar con ella sin mancillarla.

Ellos son la prueba evidente de que todo puede verbalizarse cuando el talante va de la mano del talento. Decía André Gide que con palabras hermosas pueden componerse horribles poemas. Y es cierto. Tan cierto como que este par de dos, sirviéndose cuando el cuerpo se lo demanda de una semántica descarnada e inapelable, componen frecuentemente páginas de una calidad literaria sublime.

Ababol

El Diario de Ababol es más impresionista y, posiblemente, la propia condición femenina de su autora favorece cierta mayor sutileza, exquisita por momentos. Ababol puede mostrarse cruda sin renunciar a ser esencialmente dulce:

"La tensión de mi cuerpo era tal que me dolían, acalambrados, los músculos de los brazos y de los muslos. Gemí, grité, pensando en ti, sintiéndote, hasta que las entrañas se me fueron aflojando, poco a poco. Y entonces se me cayeron dos lágrimas. Dos. Cabronazo de mi alma me hiciste llorar, estuviste conmigo en la cama, jugando al escondite en mis sueños, en mi despertar, fotografiándome, tocándome, lamiéndome, matándome y muriéndote... y encima has conseguido hacerme llorar. Me vengaré".
Impresentable

Southmac es un corsario de la narrativa al timón de su galeón: Diario de un Impresentable. Iconoclasta, provocador, procaz, incluso incontinente cuando se enfada … Jodidamente irónico, divertido y brutal. Es –desde mis gafas- el mejor prosista de habla hispana que alimenta esta blogosfera, y la prueba evidente de que los editores no usan Internet [porque Sothmac continúa publicando sus relatos gratis]. Cuando deja que aflore el puntito romántico entre la penumbra de sus paisajes oníricos, es capaz de componer lo que yo llamo Escatología Lírica -género literario no homolgado, of course, con el que la inmensa mayoría blogger sólo puede soñar.

Conocí a este personaje extraordinario fortuitamente. De hecho, no recuerdo cómo tropecé con uno de sus posts, varios meses atrás: El orgasmo de Rosana. Y confieso que no fue el título, sino la coincidencia de nombres entre la muchacha de ficción y una persona de mi mundo real, lo que me impulsó a leer … Hasta hoy:

"La sexóloga estaba contando a 40 millones de habitantes la diferencia entre un orgasmo vaginal y uno nasal. Al parecer nuestros recónditos recovecos sensuales eran inagotables. Era guay, tío, estar al tanto de tus puntos sensibles. Joder, medio país ya tenía un dedo metido en el orificio nasal derecho y el otro medio en pleno ano. Era casi como si la noche fuera una suave oleada de esfínteres solitarios. La puta hostia, el ano global, eso sí que empezaba a tener sentido como nacionalidad independiente e indisoluble ... Así que Rosana cogió el teléfono supletorio y, con el móvil convenientemente introducido en el coño, empezó a llamarse a sí misma una y otra vez. Constantemente.

Sin contestar y dejándose llevar por la vibración creciente del Nokia que parecía expandirse a cada nuevo impulso telemático".

Etiquetas: ,

 
13 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el martes, 12 julio, 2005. Anonymous Ababol escribió…

    Ups, César, esto es inefable, vamos que a mí me has dejado sin palabras (y mira que no me suele pasar). Muchísimas gracias por las tuyas (ni te imaginas lo bien que vienen, precisamente ahora...)

    y un beso

     
  • Publicado el martes, 12 julio, 2005. Blogger Cenicienta escribió…

    Personas que jamás habían escrito una línea salvo en período de exámenes muestran hoy, impúdicamente, sus conclusiones acerca de la fiesta de cumpleaños de la vecina; o la fotografía de su novia –guapísima, oiga usted!- en una especie de Diario Intimo Ma Non Tropo, que sólo interesa a unos pocos compañeros de clase u oficina –sin garantía de fidelidad- y tal vez a sus progenitores.

    Snif.
    Yo no lo veo. No lo veo así.
    Snif.

    Pero estoy de acuerdo contigo con que estos dos son de lo mejor que hay por la red.

     
  • Publicado el martes, 12 julio, 2005. Blogger César escribió…

    Cenicienta: cuando me refiero a las personas que impúdicamente tratan asuntos que prodríamos considerar banales a efectos literarios, no quiero decir que todo el que eso hace esté cometiendo un atentado contra el ecosistema de la blogosfera.

    Aquí, del mismo modo que en tantas otras circunstancias, cuenta el cómo, y no el qué. A Tony Blair le pones unos vaqueros y una camiseta de Madrid 2012 [RIP] y continúa pareciendo un Señor. A ZaPatero le vistes de Armani y tiene una pinta de nuevo rico acojonado que mata [daba auténtica pena en su última reunión con Chirac, Schöeder y Putin, a pesar de que la prensa y tv españolas nos escamotean usualmente las mejores escenas].

    Genéricamente -para matizar aún más mi alegato- estoy contra el abuso de vocablos heavy a la hora de escribir; entre otras cosas, porque resulta más fácil de lo que imaginamos herir o incomodar al personal [fácil e innecesario]. No obstante, cuando se tiene el estilazo de tipos como El Imresentable, uno puede permitirse muchas licencias, sabiendo que aquello que provoca escándalo en boca de ciertos individuos, resulta simpático en algunos [pocos]otros.

    Por desgracia, Cenicienta -y sobre esto más de uno y más de tres me negarán en público la razón que me conceden privadamente-, el 90% de los blogs dedicados a la exhibición de novios-as, despedidas de curso, perros, gatos, sobrinos y romerías del pueblo sólo interesan a sus autores y satélites próximos. Ahora bien, cuando tras el teclado se encuentra una persona con sensibilidad -ya sabes, alguien capaz de mostrar perspectivas inéditas o entrañables acerca de las cosas más simples-, todo cambia.

    Me gusta Bach, y también me gusta el hip-hop, Cenicienta [lo juro por el mismísimo Putin]. Pero en tanto que para interpretar en público La Pasión Según San Mateo has de acreditar previamente un mínimo de talento ya importante en su nivel inferior, para grabar un tema de rock, techno, hip-hop o actuar en un concierto modernillo, en Madrid o en Moscú, los requerimientos son escasitos, si es que son, y cualquier Bustamante de la vida te larga un recital vomitivo -con inclusión de notas desafinadas- que te pone los pelos de punta.

    Con una cámara fotográfica de 50 €uros se puede hacer arte; tan cierto como que con una Hasselblad de kilo y cuarto y mitad de las antiguas pesetas es perfectamente factible hacer mierda en dos dimensiones. La diferencia estriba en el ojo que se apoya sobre el visor. Ninguna cámara nos enseña a mirar.

    El tuyo es un ojo vivaracho y bonito, Cenicienta. Lamentaría mucho que te hubieses sentido aludida.

     
  • Publicado el martes, 12 julio, 2005. Blogger Cenicienta escribió…

    Todo empezó un día en que una viajera tenía que hacer unas prácticas para el master y su compañera de piso, más aburrida que otra cosa se comprometió a ayudarla. Todo empezó un día en que el becario decidió ayudar a la ayudadora en la tarea de hacer un blog. Todo siguió un día en el que me di cuenta que una web era una forma sencilla de sentirme unida a la gente que tanto quiero y que está tan lejos. Todo dio un gran vuelco un día en que gente que no conozco escribían y me enseñaban lecciones magistrales sobre periodismo, historia, la vida, la literatura y el arte. Y me enganché a sus palabras, su aliento.
    Y explotó el día que decidí que a lo mejor, a nadie le interesaban las pequeñas cosas cotidianas que pasan en una casa llena de jóvenes que las pasan canutas para pagar el alquiler y seguir adelante, pero que a lo mejor sí.

    Y de repente, alguien me hizo un comentario. Hola, me gusta lo que pones

    Leche!!! Qué fuerte.

    Estoy de acuerdo contigo de que hay blogs insulsos y banales, pero supongo que no lo son para ellos. Pero los únicos que yo censuraría (es un decir) son aquellos que se utilizan como arma arrojadiza, los que insultan, agreden, machacan... que los hay. Pero es tan sencilla su exclusión. Un blog sin visitas en una expresión, pero no es un medio de comunicación. Si no tiene repercusión es como si yo me hago los espaguetis y me los como. Superricos, seguro, trascendentes, seguro que no.

    Yo no quiero lectores. Me vale con que mi gente de vez en cuando se eche alguna carcajada con las movidas que pongo.

    En realidad no me siento ofendida porque yo no creo que sea un diario de mi novio... ni de nadie. Básicamente porque hago lo que me da la gana. pero sí me gustaría que distinguieras entre blogs personales (yo lo escribo, mis amigos lo leen, así nos mantenemos unidos) y los que nacieron para ser leídos, por su calidad, su interés... como el tuyo.

    De todo se aprende César. Y a mi ojo le encanta aprender del tuyo. En realidad, era todo por incordiar.

    Jeje.
    (Siento la parrafada pero es que me pongo a hablar y .... upssss)

    Besotes

     
  • Publicado el viernes, 15 julio, 2005. Blogger Southmac escribió…

    César, joder, gracias por este casi regalo de cumpleaños.

    Como buen nacido dentro del signo de Leo (risas) me veo obligado a restarme méritos. Todo el mundo sabe que los lunáticos que ven la luz entre julio y agosto brillan por su incontinencia... existencial.

    Y es que esto del blog es todo un mundo. Supongo que la evasión que empezó como un juego ha acabado convirtiéndose en una especie de aventura con finales tan poco claros como fascinantes.

    Alguna vez he dicho en el espacio impresentable que nada de esto tendría sentido sin gente que leyera, analizara y, por supuesto, disparase a bocajarro.

    Sano exhibicionismo y necesidad de comunicar, de conocer, son características que yo busco por las estepas blogosféricas. A veces se trata de una cotidianidad rozando lo minimalista. A veces son grandes palabras escondidas en versos. A veces son los misterios de lo que fue y es Rusia.

    Tras tus gafas he descubierto a alguien con un gusto estético sobresaliente, por no hablar de las profundidades del análisis sociopolítico con que nos deleitas frecuentemente.

    En fin, verano de 2005 y aquí estoy, descubriendo una vez más a este hombre del este (sé que tu alma está allí) que ya quisieran muchos pretendidos críticos de la gran prensa de papel u onda hertziana.

    Gracias.

     
  • Publicado el sábado, 16 julio, 2005. Anonymous Anónimo escribió…

    Y genial.
    Estoy de acuerdo con lo que dices y con lo que dicen de ti.
    Mª Solano
    (y felicidades por el 20.000)

     
  • Publicado el domingo, 17 julio, 2005. Blogger César escribió…

    Pues muchas gracias, María. Ea!

    Továrish Southmac, sin palabras me dejas. Leer tus creaciones ha sido siempre un placer muy grato y muy de agradecer.
    Tu comentario es, además, compensación e incentivo en el mismo envase. Viniendo de quien viene, me ha sentado de pm. Amen.

     
  • Publicado el martes, 19 julio, 2005. Anonymous Inés WM (Sueño) escribió…

    César, como te he prometido, me he metido en tu pagina, y aqui he llegado... mi curiosidad se ha despertado, y he comenzado a leer los escritos de ababol y del impresentable... en fin me ha encontrado la madrugada leyendolos. A sido un verdadero placer descubrirte y descubrirlos.

    Ce, un beso...

     
  • Publicado el martes, 19 julio, 2005. Blogger César escribió…

    Pues ya sabes dónde encontrar una alternativa más para esas largas noches en vela, Inés. Bienvenida.

     
  • Publicado el jueves, 21 julio, 2005. Blogger Southmac escribió…

    Um, tras dos días superando la mítica barrera de los 400 refrescos de página puedo asegurar que Inés se lo está leyendo... todo!!!

    jaja, bueno, un beso para Inés y un saludo para César. Las fechas son alegres. Me voy a desconectar durante un par de semanas. Ya sabéis, la búsqueda ritual de los mares del verano. En fin, a veces el silencio es oro. Por eso me callo.

     
  • Publicado el jueves, 21 julio, 2005. Blogger César escribió…

    Disfruta del mar y del paisanaje, továrish! [¿o era paisaje? Señor, Señor! Creo que llevo demasiado tiempo sin viajar al Este ...]

     
  • Publicado el jueves, 28 julio, 2005. Blogger Burma escribió…

    Como siempre un lúcido análisis Cesar y un criterio de elección que aporta, tanto de homenajeados como de la mano que criba y ensalza una visión interesante, certera y merecida que suscribo.

    Besos desde la silenciosa lectura de quien pasea por vuestras letras con los ojos y algo más, bien abiertos. :)

     
  • Publicado el viernes, 29 julio, 2005. Blogger César escribió…

    Un beso devoto para ti, Burma. Es bueno saberte cerquita.

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter