Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Vladímir Voronin, Presidente de la República de Moldavia
▪ La evolución de las especies (IIª parte)
13 jun. 2005
Si todavía no lo has hecho, deberías
leer el Capítulo Iº antes de continuar
.
MoldaviaMoldova -por supuesto-, no se resigna a la separación definitiva de su provincia al Este del Dniester. Sin embargo, otra tentativa bélica está hoy descartada de antemano, amen de suponer algo muy parecido a un suicidio militar y económico, pues la República carece de tropas bien equipadas y en número suficiente, y no dispone de los medios imprescindibles para financiar una nueva aventura armada.

Resta únicamente, pues, el recurso a la negociación, cuya cronología y análisis serían objeto de una web específica. No obstante, si deseamos comprender qué sucede en el presente indefinido de esta jovencísima nación, hemos de proseguir señalando los hechos clave acontecidos tras el armisticio.

En primer lugar, me permitiré argumentar que la intransigencia de
Igor Smirnov y sus colaboradores, por el lado transnistriano, en perfecta comunión con la torpeza apasionada del Gobierno de Mircea Snegur -que desembocó en una guerra civil cuya ineludibilidad puede ser cuestionada-, son los grandes pilares de este desentendimiento consolidado.

Mircea Snegur Por otra parte, el discurrir general de la política moldava no podría ser más errático.
El Presidente Snegur -en la imagen- aparecía cargado de ambigüedades frente a la Comunidad de Estados Independientes [CEI], que era percibida como una nueva federación de intereses de los países miembros bajo la manipulación soberana de Moscú, pero de la que dependían para el abastecimiento del 95% de los recursos energéticos. Además, los comienzos de la Independencia estuvieron marcados por la declaración de Moldova como Segundo Estado Rumano; lo que autorizaba toda suerte de especulaciones sobre una hipotética reunificación.

Sin embargo, cuando resultó evidente que la confrontación con los rebeldes del Transnistria se haría crónica y tal vez contagiosa, Snegur alteró el rumbo filosófico de su anterior política y renunció explícitamente a la vía integracionista. Hasta se permitió destacar los rasgos distintivos del lenguaje y la historia de Moldova, rubricando así su alejamiento del discurso nacionalista rumanófilo empleado hasta entonces.

En realidad, Snegur había tratado de aislar políticamente a los radicales de ambos extremos del arco social: a los que empujaban hacia Bucarest y a aquellos otros que lo hacían en dirección a la CEI -los separatistas del Transnistria, básicamente. Pero el tiempo transcurrió en medio de una serie de indecisiones encadenadas, que consolidaron la torpeza y facilitaron el derramamiento de sangre.

Sólo en 1993 comprendió Snegur el tremendo riesgo que tales posturas encerraban y hasta qué punto se había complicado ya cualquier posible solución al contencioso del Transnistria. A partir de ahí se produjo un replanteamiento ideológico fundamental y el país fue rebautizado como Estado multiétnico, con lo que se pretendía, además, apaciguar a las minorías que temían y repudiaban la asimilación dentro de Rumanía.

Moldavia_escudoPor último, un referendum celebrado en Marzo de 1994, revalidó el deseo mayoritario de los moldavos de ser independientes y de no formar jamás parte de Rumanía. La consulta popular no hacía sino constatar la falacia subyacente en las tesis unionistas, cuya utópica fragilidad puede resumirse en los siguientes puntos:

Los rumanos exhibían –y exhiben- una dudosísima reputación en defensa de las minorías, lo que presagiaba grandes riesgos a la incorporación de la multiétnica Moldavia.
Las economías moldava y rumana no sólo no se complementaban, sino que competían; especialmente en el apartado de las exportaciones agrícolas.
◦ Tras cincuenta años en el seno de la Unión Soviética, los moldavos eran diferentes y estaban mejor preparados a todos los niveles. Esta circunstancia podía dificultar la comunicación y fomentar actitudes represoras entre la clase dirigente rumana.
◦ Bucarest trataba a Kishinev con arrogancia. Si bien es cierto que fueron los primeros en reconocer la independencia de Moldova, afearon el gesto acto seguido, refiriéndose a la nueva República como a un Estado artificial.

La cuestión rumana, que venía operando como elemento de división social, quedó ásí formalmente superada, salvo en el ánimo de ciertas formaciones políticas oportunistas [los Cristiano-Demócratas, básicamente].
.
CONTINÚA

Etiquetas: , ,

 
3 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el lunes, 13 junio, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    No creo que seamos precisamente los mas indicados para dar lecciones a nadie, pero uno que es un poco ingenuo creia que todas las divisiones en funcion de la etnia o el idioma tendrian que ser cosas del pasado y que lo importante era ser cuidadano y como tal tener unos derechos y deberes garantizados. Pero parece que los paises nuevos siempre necesitan a un enemigo para autoafirmarse y poder culpabilizar de las miserias (los negros, los blancos,los ingleses, los rusos los unos o los otros), en fin solo espero que el virus pase pronto y aprendamos que las diferencias enriquecen.

     
  • Publicado el martes, 14 junio, 2005. Blogger César escribió…

    Sabias palabras, Nurgle, aunque difíciles de poner en práctica, visto lo visto.

    Si no lo has leído ya, encontrarás interesante el contenido del siguiente enlace, que viene a abundar en la cuestión que planteas:

    Lenguas y Políticos

     
  • Publicado el martes, 14 junio, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    No se nada de lenguas eslavas(aunque me gustaria) pero si se por amigos que en la antigua Yugoslavia antes de su disolucion la lengua principal era el serbiocroata que era una lengua unitaria con muchos dialectos comprensibles entre si,aunque la grafia de los serbios era la cirilica y los croatas la latina, despues de la guerra la politica de serbios y croatas a sido buscar las diferencias y oficializarlas para crear dos lenguas distintas (artificialmete) de hecho estos amigos que participaban en las fuerzas de paz y trabajaban un programa de radio se vieron en un pequeño problema porque el traductor del programa no estaba al tanto de las ultimas novedades idiomaticas en la zona que emitian, y parece ser que al traducir del español dijo algo que sento mal a las autoridades locales de la zona.

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter