Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Putin y la tormenta mediática occidental
o también ... Politóvskaya: mentiras y marketing (III)
27 may. 2005
Accede desde aquí al Capítulo anterior
click

La etapa Eltsin –lo hemos repetido hasta el aburrimiento en este espacio- fue un puro desgobierno; un caos estructural, salpicado de corrupción y autoritarismo. El paraíso de los Abramovich, los Khodorkhovski, los Berezovsky y otros nuevos oligarcas surgidos de la nada en el reino de la depredación.
.
Como líder del Kremlin, Eltsin no demostró entender gran cosa acerca de lo que significa el respeto hacia la Ley. El era la Ley, y haciendo gala de un cinismo sin parangón, no dudaba en recurrir incluso a la genética para disculpar su heterodoxia –por decirlo suavemente. En su libro de memorias, The struggle for Russia [Random House, N. York, 1994], puede leerse lo siguiente (textual):Es bien sabido que a los rusos no nos gusta estar sujetos a toda clase de reglas, leyes, instrucciones y directrices. Nosotros somos gente especial y las reglas nos cortan como cuchillos”.
.
Desde luego, a la vista de sus excesos de toda índole, no hay duda de que supo ser coherente ...
Este es el hombre -el Zar Eltsin- de quien la Sra. Politkóvskaya ha decidido no guardar memoria. Carece de rentabilidad, a estas alturas de la película, escribir acerca de uno de los políticos más nefastos de la galaxia en los últimos cien años. Aunque sea para contar la verdad [el fragmento de cabecera está entresacado de una serie de posts publicada en este espacio meses atrás, cuya lectura o repaso me permito sugerir a los visitantes menos familiarizados con los asuntos del Este europeo].
.
Vladímir Putin jamás ha abogado por resucitar la Unión Soviética, excepto en la imaginación de Doña Anna y sus amplificadores mediáticos occidentales. Por supuesto, el líder ruso se desmarca neta y nítidamente del modo en que Gorbachev y Eltsin, especialmente este último, convirtieron la transición iniciada en 1986 en una senda hacia el averno, saqueando los recursos y la moral de todo un pueblo a cambio de condudirle, en un viaje retrógrado, hasta niveles más propios de los años 60 que de los 90. Tal es el cambio a peor que ni Putin ni la nación que preside están dispuestos a aplaudir.
.
No obstante, si la puesta en escena del dirigente ruso parece escasa de avales a ojos de esta visionaria conversa, ahí están, a su entera disposición -y a la de Nuria Varela, si de veras quiere jugar a Periodista-, los centenares de investigaciones sociológicas completadas durante la última década. Por supuesto, dichos trabajos desmienten las verdades prefabricadas para el consumo en que Doña Anna basa su estrategia comercial.
.
Mikhail Gorvachev
.
Para ser más claros, los nueve años que siguieron al nacimiento de las nuevas Repúblicas del Este –o sea, el período Eltsin-, bien podrían resumirse bajo el concepto de la era de los soft states -término que algunos estudiosos de la CEI definen como “una peligrosa combinación de ineficiencia grotesca y egregia corrupción” que ha comprometido la viabilidad y unidad de los Estados mismos. Esto puede constatarse fácilmente en trabajos de gran categoría intelectual firmados por investigadores de la talla de John B. Dunlop y otros [todos ellos norteamericanos y nada sospechosos]. A su vez, los sociólogos rusos hablan de anarquía o situación descontrolada para describir la Rusia de Eltsin; aunque dicha expresión resulta perfectamente aplicable al entorno postsoviético en general, con diferentes niveles de intensidad en función del momento y de cada país.
.
La prueba de todo ello es en 1.999 –coincidiendo con el bendito final de esta etapa neozarista- las gentes de la Federación Rusa y de la CEI, en general, sentían una fuerte nostalgia por la pérdida de la URSS, y las encuestas celebradas entonces revelaron que el período de Leonid Brezhnev era recordado como una edad dorada por la ciudadanía [el All-Russian Center for the Study of Public Opinion -VTsIOM- tiene material de sobra al respecto, y otros trabajos cuantitativos relevantes, conducidos entre 1991 y 2002, se encuentran en la web del Russian Independent Institute of Social and Nationalities Problems -Российский Независимый Институт Социальных и Национальных Проблем-, o en el prestigioso Instituto Levada -Левада Центр-, espacios a los que puede accederse con un simple click de ratón, Doña Anna ... y amplificadores].
.
Tres años después, ya bajo el mandato de Putin, la situación había cambiado drasticamente, habiendo retrocedido desde el 51% hasta el 14% el número de personas que continuaban percibiendo como catastrófica la situación rusa. Por descontado, nadie decía que fuese buena. Sin embargo, de ahí al lote de infundios y despropósitos surgidos de la inspiración neocapitalista de la Sra. Politkóvskaya, media un abismo que clama al cielo.
.
Y puesto que uno pretende mantener las distancias con aquellos que viven del cuento -y con cuantos les ofrecen cobertura ignorante, negligente o cómplice-, dejo a continuación, como colofón de esta tercera parte de la saga, una muestra poco cuestionable de cuán distinta es la realidad que esta reportera farsante viene traicionando desde que descubrió que en Londres hace menos frío que en Moscú:
.
tablas
.
Accede desde aquí al siguiente y último Capítulo de la serie

Etiquetas: , , ,

 
10 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el viernes, 27 mayo, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    Sera cierto lo que dijo un politico ruso hace unos dias ahora se critica a Rusia porque se fortalece, en los años 90 nadie ponia reparos.

     
  • Publicado el viernes, 27 mayo, 2005. Blogger César escribió…

    Leí esas declaraciones, Nurgle, y son una verdad de puño [creo que fue Konstantin Kosachev quien las hizo; no estoy muy seguro ahora].

    Comprendo que a algunos se les atragante ver de nuevo en escena al mismo demonio rojo que un día no muy lejano creyeron definitivamente cautivo y desarmado ...

     
  • Publicado el sábado, 28 mayo, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    Y pregunto ¿Que les asusta tanto? en principo cuando las naciones ganan en riqueza tambien lo hacen en estabilidad, se crea una capa de clase media que no esta normalmente por historias extrañas, por ejemplo yo creo que en Alemania no hubiese podido exitir las condiciones que llevaron a Hitler al poder si no hubiese sido por la politica miserable que tubieron los ganadores de la 1ªG.M. que unida a la crisis del 29 y a la hiprinflacción crearon las condiciones para que la empobrecida clase media alemana abrazase el nazismo como un clavo ardiente. Pues creo que ahora pasa algo parecido con Rusia, al ir prosperando se crea una clase media que fundamentalmente quiere estabilidad. (No sera que algunos querrian ver a Rusia permamente en la miseria como ejemplo al resto del mundo de lo que le pasa a las naciones rebeldes que osaron abrazar las ideas malditas)

     
  • Publicado el sábado, 28 mayo, 2005. Blogger César escribió…

    Comparto tu tesis acerca del fenómeno nazi en la Alemania de los años treinta, Nurgle. Evidentemente, la posición occidental de fondo frente al resurgir de Rusia como Estado con pretensiones sólo puede traer como consecuencia una radicalización de la opinión pública rusa -que ya se deja notar- y una mayor dificultad para conciliar las diferencias psicoculturales -valga la expresión.

    Por fortuna, si la seriedad que Putin viene imprimiendo a la gestión de gobierno se consolida, y si la organización se impone finalmente al típico caos burocrático inherente a ese país, Rusia puede aspirar a ser grande entre los grandes, en virtud sus enormes recursos naturales de toda índole y puesto que la población, en promedio, ostenta un alto nivel de formación.

    En cambio, si Occidente continúa arriconándoles, terminarán por sentirse el enemigo y adoptarán posturas más herméticas e inflexibles. Para un ruso resulta siempre más aceptable culpar al extranjero que a otro ruso de cualquier calamidad.

    El desarrollo a medio plazo de la nueva Rusia, en términos psicosociales y de estándares democráticos al uso, discurrirá siempre por su propia via: a la rusa. Pretender que aprendan a conducirse como clones de un Occidente progresivamente impersonal e infantil, no sólo es desconocer lo que se cuece en el Este, sino que unicamente logrará acentuar sus resistencias.

    Claro que tal vez es justamente todo eso lo que se persigue ...

     
  • Publicado el sábado, 28 mayo, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    Creo que tienes razon pero sin querer ser pesado mi pregunta es: ¿Que pasa con occidente?si las cosas van mal en Rusia nos henchimos de orgullo y pensamos que son unos chapuceros, que estan destinados al fracaso (por algun tipo de gen asiatico que tienen)y que poco mas que son que Tanzania con misiles. Pero si las cosas empiezan a marchar bien nos ponemos a temblar, a mirar de reojo, a desconfiar, como si tubiesemos que tenerles miedo por algun motivo metafisico (puede que sean intrisicamente malos). Lo cierto es que ellos perciben ese rechazo y creo que les hace mirarnos a su vez con mas descofianza. Y desde luego señoras "peridistas" como la susodicha no hacen mas que aumentar la brecha que nos separa

     
  • Publicado el domingo, 29 mayo, 2005. Anonymous Anónimo escribió…

    ¿Tipo de gen asiatico?
    ¿Podrias explicarme eso nurgle?. Comentarios de este tipo suelen ponerme "intrinsicamente mala".

    Shimriti

     
  • Publicado el domingo, 29 mayo, 2005. Blogger Iñaki escribió…

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

     
  • Publicado el domingo, 29 mayo, 2005. Blogger Iñaki escribió…

    Pues hoy tienes otra entrevista con Anna Politovskaya en el semanal de El Pais. Tampoco tiene desperdicio. Nada sorprendente si tenemos en cuenta quiénes son los "expertos" que pontifican y marcan la línea editorial del periódico en temas rusos.

     
  • Publicado el domingo, 29 mayo, 2005. Blogger César escribió…

    Esto de la prensa española y la farsante rusa comienza a tener visos de maldición, Iñaki. Lo peor es que en los próximos días, dos o tres periodistas famosetes en la blogosfera hablarán de la Politóvskaya como si acabasen de comprender de un plumazo las claves de la transición rusa.

    Y lo peor es que todavía son legión los que hacen dogma de fe de cuanto dicen o escriben los profesionales de la información [claro que es mucho más cómodo informarse que aprender].

    Qué penita!

    Por cierto, Shimriti, ¿a qué ha venido ese tic agresivo a cuenta del gen asiático? Intenta no ponerte tan intrínsecamente mala con tanta facilidad .. jeje

     
  • Publicado el domingo, 29 mayo, 2005. Blogger Noitadas escribió…

    penso que tera sido devido a baixa qualidade da vodka, em portugal temos o vinho tinto e estas coisas nao acontecem :-)))

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter