Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Notas de andar por casa acerca de los más y los menos de la economía rusa (y II)
31 mar. 2005
.
Así concluíamos el capítulo anterior: Conviene reseñar aquí para los menos próximos a los acontecimientos del Este europeo que las grietas del sistema ruso son bien conocidas. La inflación, concretamente y a diferencia de lo que eventualmente acontece en Occidente, no guarda relación con el excedente de masa monetaria [de hecho, la economía de la Federación se caracteriza por una monetarización realmente baja], sino con el enorme grado de monopolización de los mercados, en los que todavía resulta arduo controlar los precios.
.
PutinPor su parte, la inflación industrial a finales de 2004 alcanzaba nada menos que el 28,3%, muy por encima de ese nada discreto 11,7% relativo al consumo, que citábamos en el capítulo previo; y ello debido –sobre todo- al desmadre de precios registrado en el sector de los hidrocarburos a lo largo del ejercicio de referencia. Por desgracia, tan fatídico indicador pasará factura a la sociedad en los meses venideros [o comenzaré a creer en los milagros].

Las cuentas de la Federación Rusa, no obstante, muestran hoy un aspecto francamente respetable en conjunto, que ha dejado boquiabiertos a propios y extraños. La palabra superavit se ha instalado con fuerza en el vocabulario de uso corriente. Las reservas de oro y divisas están en máximos históricos –por encima de los 140.000 millones de dólares-, y se ha constituido un Fondo de Estabilización igualmente multimillonario -más de $ 30.000 millones-, que aporta solvencia real y buen tono emocional al sistema en conjunto, minimizando el riesgo de un Presupuesto excesivamente dependiente de la coyuntura exterior –mientras gas y petróleo continúan fluyendo en grandes cantidades.

Sin embargo, pese a la solvencia presente de Rusia –así certificada por las más prestigiosas entidades internacionales de rating-, el flujo de inversiones extranjeras continúa instalado en una tendencia de lo más conservadora debido a factores políticos y otros derivados de las dificultades objetivas –administrativas, legales y algunas otras menos confesables- que aún operan en contra de la actividad empresarial y que no son fácilmente soslayables [aunque se han producido avances significativos y parece clara la voluntad de Putin y su Gobierno de acelerar los cambios en este apartado estratégico].

Lo cierto es que el denominado riesgo político, corrientemente esgrimido como arma de presión desde Occidente, sigue favoreciendo una cierta autarquía de la máquina económica rusa, mientras el Estado intenta conjugar de modo equilibrado y creible –a la rusa, por supuesto- el binomio intervencionismo-liberalización.

Las desigualdades sociales persisten –acentuadas algunas por la misma dinámica de la transición al capitalismo-, y no cabe esperar que el actual clima de bonanza general estimule de forma importante grandes aportaciones de capital occidental, hoy por hoy esencialmente interesado en los recursos petroleros, que el Kremlin mantiene a salvo de la iniciativa extranjera afianzando su protagonismo en el sector o asegurándose de que sean rusos quienes controlen la situación cuando operan a través de entidades de capital mixto.

No obstante, se han completado grandes transformaciones en sólo cinco años, partiendo del nefasto legado del no menos nefasto Boris Eltsin. Algo difícilmente concebible para el occidental medio.

Un reputado analista ruso –Yuri Filippov- resume y retrata así el abismo existente entre el actual líder del Kremlin y su predecesor:la confección de temerarios programas liberales durante la época de Eltsin devino en una especie de función pública que propulsó más de una carrera brillante. Normalmente, la cosa no iba más allá de programas, pues la maquinaria pública se hallaba en un estado tan deplorable, que era completamente incapaz de ejecutarlos. Hoy día vivimos una situación casi opuesta”.

Tal vez no será posible continuar creciendo al mismo ritmo en adelante –de hecho, no parece haberse producido crecimiento alguno tangible durante el primer trimestre de 2005. Pero el camino ha sido trazado y parece claro, hoy por hoy, que sus ingenieros saben, quieren y pueden [aún así, a pesar de que los números cantan y la realidad es tozuda, buena parte de los medios occidentales, sirviendo a Dios sabe qué intereses, continuará cargando contra el único poder honesto, sensato y eficiente que ha regido los destinos de Rusia en las últimas dos décadas].

Etiquetas: , ,

 
4 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el viernes, 01 abril, 2005. Anonymous Anónimo escribió…

    César, que podrias contarnos sobre las inversiones rusas en el sector inmobiliario en la Costa del Sol, o en todo Levante. Parece ser que es algo muy comentado en ese gremio y que se habla de ciertos politicos rusos como posibles inversores. Cruz

     
  • Publicado el viernes, 01 abril, 2005. Blogger César escribió…

    Sólo sé lo que cualquiera que ojea los periódicos nacionales o echa un vistazo a los informativos de TV. En todo caso, Cruz, llamar a esa movida inversiones rusas, me parece un exceso periodístico.

    La costa española es el típico emplazamiento idóneo para que los cuerpos se pongan morenos y el dinero [moreno] se ponga blanco. Los rusos representan únicamente la nota de exotismo. Son muchos más los españolitos que han lavado o lavan fortunas al socaire de la brisa mediterránea.

     
  • Publicado el viernes, 01 abril, 2005. Anonymous Nurgle escribió…

    De todas maneras parece ser que algun dinero del protegido de los medios economico-mediaticos occidentales, y supuesto gran adalid de la democracia rusa Jodorkoski tomaba el sol por Marbella despues de su retiro gibraltareño

     
  • Publicado el sábado, 02 abril, 2005. Blogger César escribió…

    Si la fortuna de Mikhail Khordokovsky y la de algunos otros mártires del putinismo, amasadas a la sombra del Zar Eltsin, es fruto del sudor de sus frentes, a partir de mañana me llamaré Lola.

    Pero tanto dinero alcanza para engrasar algunos círculos mediáticos occidentales, que tienen el valor de asimilar a Khordokovsky a la categoría de preso de conciencia ... Manda huevos!! [© Federico Trillo]

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter