Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Instantes: abundando en eso de nacer a uno u otro lado del mapa
11 dic. 2004
© Matilde Gattoni
.
La escena de cabecera muestra a una mujer gestante en la sórdida habitación de un sórdido hospital de Tajikistán, una de las antíguas Repúblicas Soviéticas del Asia Central, que venimos citando profusamente en los últimos posts.
.
Contemplando esta increible imagen de Matilde Gattoni, reviví, fotograma a fotograma, mi estancia hospitalaria en Kishinev (Modavia), cuando hube de pasar por el quirófano para recomponer los ligamentos del hombro derecho, que un buen día, tres años atrás, decidieron romperse (y lo hicieron a conciencia, ya lo creo).
.
Aquella fue una experiencia extraordinaria, por paradójico que ello resulte expresado así. Pero añadió un plus de perspectiva trágica a mi composición de lugar, confirmándo la tremenda estafa inherente a la transición capitalista iniciada por los nuevos Estados independientes tras el colapso de la URSS.
..
Poco después de mi operación, y hallándome todavía en proceso de rehabilitación, una amiga mía tuvo que someterse a una laparoscopia de urgencia. Cuando por fin me permitieron verla, una vez superado razonablemente el efecto de la anestesia, comencé a debatirme de inmediato entre la sorpresa y el cabreo. Había otras tres pacientes en un cuarto que cualquier español consideraría insultante para dos; el ambiente era gélido, además de deprimente; faltaba ventilación y la higiene dejaba bastante que desear.
.
Con 50 dólares americanos arreglé las cosas para que mi amiga recibiese una esmerada atención durante las siguientes 24 horas de observación, que eran las más críticas, y logré también que el cirujano diese su aprobación para llevármela a mi casa a continuación. Allí completó una semana de convalecencia en condiciones humanas, y allí la visitaba el médico cada mañana -algo que no hacía regularmente con las otras tres pacientes-, mientras yo me ocupaba de inyectarle un par de veces al día.
.
Lo curioso -por decirlo de un modo suave- es que las condiciones sanitarias, en Moldavia o en Tajikistán, eran completamente distintas e infinitamente mejores antes de que la Perestroika alumbrase un nuevo Premio Nobel ...
.
Da qué pensar, ¿verdad?

Etiquetas: , ,

 
4 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el domingo, 12 diciembre, 2004. Anonymous Anónimo escribió…

    Tremenda foto, aún me pregunto cómo a estas alturas de la modernidad, escaseen los medios necesarios para la asistencia sanitaria. Me pregunto...¿por qué no salen imágenes como estas en los medios informativos?.
    Podríamos darnos cuenta de que, muchas veces nos quejamos sin motivos, sin tener conocimiento lamentablemente de que personas no muy lejos de nosotros no cuentan con los provilegios de que gozamos a todos los niveles.
    César, cuesta entenderlo sobre todo, porque esta imagen pertenece a un país del este de Europa, y si no es por tí que nos has hablado de él, presumiblemente nunca hubiéramos sabido de su existencia, a no ser que un terrible suceso acaparase los medios de comunicación, como lo ocurrido en Osetia del Norte, desconocida para mí hasta entonces. Gracias, estás haciendo una labor informativa de lo más interesante.

    Lviv.

     
  • Publicado el lunes, 13 diciembre, 2004. Blogger César escribió…

    Los periódicos viven de la publicidad, y ésta se planifica sobre medios que gozan de audiencias medibles. A las audiencias, por su parte, no les interesa Tajikistán, excepto si algún cataclismo humanitario viene a nutrir el morbo colectivo (o si uno de los concursantes de Gran Hermano resulta ser de origen tajiko). Consecuentemente, los periódicos viven ajenos e indiferentes por completo la realidad de éste u otro país en circunstancias similares.

    Lo sucedido en Ucrania a raíz del presunto envenenamiento de Víktor Yuschenko es buena prueba de lo que moviliza la atención selectiva de los medios de comunicación. Prima el reallity show, Lviv. No hay nada que podamos hacer para remediarlo.

    Sin embargo, el mundo continúa siendo un espacio más grande, vital, cruel, tierno, oscuro e interesante de lo que se nos muestra cotidianamente. Jamás he pretendido hacer "periodismo" en este reducto del ciberespacio. La actualidad no me estimula tanto como la realidad, porque esta última es trascendente, en tanto que la primera muta con rapidez y se consume a la vuelta de unos pocos comentarios.

    De cuando en cuando y sin pretensiones, pues, seguiremos rescatando del anonimato pequeñas realidades; aunque nos escuezan.

     
  • Publicado el lunes, 13 diciembre, 2004. Anonymous Anónimo escribió…

    Pero… qué medios informativos ves? Lamento informarte, mi romántica Lviv, que a estas alturas de la posmodernidad (la modernidad ya pasó hace rato), no sólo escasean estos medios sino algunas otras cositas más… hará falta que alguien te las enumere? Y no sólo en estos países. Sólo bastaría que mirases un poquito más allá, verás que no tan lejos de tu propia vida (y hasta en la vida de tus propios conciudadanos) escasean tantas cosas…

     
  • Publicado el sábado, 06 enero, 2007. Anonymous Anónimo escribió…

    Retomando éste artículo,expondré lo siguiente,en muchas naciones la atención de salud,educación y otros son totalmente gratuitos,por la cual el Estado se hace cargo de las necesidades de sus conciudadanos,pienso que es lo que corresponde a una nación ,el velar por sus ciudadanos que son y serán el futuro de la patria,pero lamento decir que en otras naciones la cosa se ventila de diferente manera,por ejemplo en mi nación,la atención de salud,educación entre otros,se comercializa,a tal punto que han aumentado los servicios de clínicas particulares de atención médica,de colegios y universidades privadas a una escala que ustedes no se imaginan,con el cual el costo a pagar por estos servicios es sorprendente,ya que ha entrado el libre mercado,quedando de ésta manera la gran mayoría de la población a la deriva,ya que los pocos edificios de atención de salud y educación estatal son de muy mala calidad ya que los recursos con que estos cuentan son totalmente escasos,y mal utilizados, a pesar que hoy en día mi país cuenta con una democracia,ésto no se ve reflejada en el común de mis compatriotas,por lo que en mi país años atrás contaba con tres tipos de claces sociales,la clase alta,la media y la baja,hoy en día y en democracia se divide solamente en dos,la alta con la cual los priviligiados de mi país ganan un sueldo siete veces más de lo que un trabajador de la clase baja gana en la actualidad,aunque ustedes no lo créan esto es así,hoy en día todo nos lo venden hasta por transitar por las grandes carreteras de mi país SE PAGA Y NO ES UN CHISTE. JUAN.

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter