Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
El Kremlin, el Cáucaso y el Asia Central ... Caliente, caliente (IV)
6 dic. 2004
.
Comenzar este nuevo apartado recapitulando sobre los tres anteriores, consumiría al menos un tercio del espacio que razonablemente cabe adjudicar a un post. De manera que me permito sugerir a cuantos acceden a esta web por vez primera, o a quienes no están al tanto de lo expuesto previamente, que hagan una pequeña incursión en la , y parte de la saga –por eso de la perspectiva, claro.

En cualquier caso, la síntesis extrema de lo escrito hasta aquí, podría expresarse del siguiente modo: El Kremlin, en especial desde la llegada de Vladímir Putin al poder, está literalmente volcado en la adquisición de una posición fortificada en toda la región caucásica y centroasiática, desde la costa oriental del Mar Negro hasta la frontera afgana, poniendo el mayor énfasis en obtener un papel prevalente, si no decisivo, en el sector energético, y estableciendo sólidos acuerdos de cooperación en materia de defensa, comercio de armas y vigilancia de fronteras exteriores de la Comunidad de Estados Independientes [CEI]; aspecto, éste último, que ha cobrado mucho protagonismo al socaire del fenómeno terrorista.

En cierto sentido, Putin ha desempolvado el viejo concepto soviético de la soberanía limitada, que en 1.968 llevó a Leonid Brezhnev a invadir Checoslovaquia. Conviene, no obstante, dejar a un lado el sensacionalismo a la hora de teorizar al respecto, pues ni existe hoy nada parecido al extinto
Pacto de Varsovia –de facto, una avanzadilla militar de la URSS en los años de la Guerra Fría-, ni los escenarios son equiparables, ni el Presidente ruso pretende resucitar la Unión Soviética, como a menudo leemos en las crónicas de presuntos analistas, más capacitados para formular predicciones astrológicas que para la comprensión de hechos políticos complejos.

Sin embargo –el matiz es el matiz-, que no exista ánimo de resucitar al difunto no implica renuncia a la sucesión, devolviendo a Rusia una parte substantiva del estrellato evaporado con el final de la superpotencia y todo el orgullo consumido durante el reinado del Zar Eltsin, eficiente sólo a la hora de sembrar la corrupción, el caos y el desgobierno [tras el marasmo gestor de Mikhaíl Gorbachev, milagrosamente aupado a la cima en un momento de de flagrante quiebra de la nomenklatura de la época, que ya hacía aguas mucho antes de la muerte de
Chernenko].

Y siendo los escrúpulos en Política internacional cosa de gobernantes acomplejados y/o místicos –Gorbachev & Shevardnadze y ZP & Moratinos, por ejemplo-, el Kremlin ha maniobrado últimamente con gran celeridad para posicionarse a largo plazo en Uzbekistán. Para ello, ha movido ficha aprovechando la pérdida de sintonía entre su Presidente, Islam karimov –un pájaro de cuidado, por cierto- y el Gobierno norteamericano, que ha cancelado todas las ayudas previstas a la joven República en respuesta a su presunto desprecio por los derechos humanos [me reiría a mandíbula batiente, de no ser por lo gastadísimo que está el chiste. Sólo hay que rememorar lo que sucede en Guantánamo con los combatientes talibanes para tomar conciencia de cómo lo sano y lo perverso, en términos de moralidad, llegan a coexistir sin problemas bajo el mismo ropaje … That’s life!].

La cuestión es que Putin y Karimov acaban de rubricar un amplísimo acuerdo de cooperación económica y militar, casi simultáneo a uno aún más amplio suscrito entre Rusia y Tajikistán, que prevé la inmediata apertura de una base armada rusa y la creación de un centro de operaciones del Servicio Federal de Seguridad [FSB] en territorio tajiko –formalmente, para mejor observar los movimientos del terrorismo islámico, pero atento también, con seguridad, a las evoluciones de todo tipo de norteamericanos y chinos en Asia Central.

Y por si aún caben dudas sobre lo que se juega en el escenario, el mismo Vladímir Putin vino a disiparlas con motivo de la ceremonia oficial de los acuerdos de Dushanbé, declarando sin rubor que “la presencia militar rusa en Tajikistán garantizará las inversiones rusas y la estabilidad global de la región”.

El reciente ingreso de Moscú en la Organización para la Cooperación en Asia Central, formalizado el pasado 18 de octubre, abunda en la intención rusa de mantener bajo permanente vigilancia los intereses estadounidenses y chinos en el área –no perdamos de vista a los chinos en esta partida-, dificultando sus expectativas en el sector energético y, de modo especial, en el negocio de los oleoductos y gasoductos.

Tampoco hemos de olvidar que EE.UU, preocupado por su creciente dependencia energética exterior, viene instando y engrasando voluntades y Gobiernos del Cáucaso y Asia Central para que colaboren en el desarrollo de alternativas al transporte de hidrocarburos a través de la red rusa, que es la más extensa y capaz del mundo, totalizando nada manos que 217.000 kilómetros, en conjunto, por los que un 30% de cuanto circula hoy tiene su origen en el área de referencia.
.
Mapa regional del Caspio
.
Dos años atrás, a raíz de los enfrentamientos y desacuerdos que envolvían el reparto de aguas territoriales entre los diferentes Estados ribereños del Mar Caspio, donde perder una milla quizá equivalía a un yacimiento menos, Moscú organizó unas maniobras aeronavales que dejaron boquiabiertos a todos los observadores y aplacaron algunos ánimos previamente encrespados. Ahora, y para que el paso del tiempo no opere como relajante sobre ciertas sensibilidades locales –y foráneas- acaban de programarse nuevos ejercicios militares, esta vez en Tajikistán, que tendrán lugar en la primera mitad de 2005.

Paralelamente, han ido tejiéndose nuevos lazos económicos con la República de Kyrgyzstán, culminados con la apertura de una base militar próxima a la ciudad de Kant, y en fecha reciente se ha renovado con el Gobierno de Kazakhastán el arrendamiento del centro aeroespacial de Baikonur por otros cincuenta años, mientras Gazprom negocia nuevos incrementos en las exportaciones de este país a través de las canalizaciones rusas.


Etiquetas: ,

 
2 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el viernes, 10 diciembre, 2004. Anonymous Anónimo escribió…

    ¿Que pinta Armenia en todo este juego geoestrategico de americanos y rusos en el Caucaso? Por lo que se, los americanos estan muy interesados en eseo pais

     
  • Publicado el sábado, 11 diciembre, 2004. Blogger César escribió…

    Como bien apuntas, Armenia juega un papel relevante en la pugna de intereses geoestratégicos que se libra en el Cáucaso desde hace una década larga.

    Deliberadamente, he querido dejar la cuestón armenia para el postre de esta saga, pues se trata de un caso objetivamente singular y, además, porque siento especial devoción por este país, en el que pasé un tiempo tan breve como interesante, y donde a puntito estuve de instalarme durante un par de añitos.

    Quizá mañana, domingo, me anime a poner mis notas en forma de post.

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter