Enlaces ▪ Blogroll
Paisanaje
haz click

Vídeo
Ucrania: punto y final
25 nov. 2004
.
Naranja: Yuschenko - Azul: Yanukovich
.
Esta vez la Comisión Electoral Central ha mostrado una diligencia que ni los más optimistas esperaban, teniendo en cuenta el precedente de la primera ronda de votaciones, celebrada el pasado 31 de octubre.
.
.
Desde hace unas horas, es ya público el escrutinio definitivo de las papeletas y, con independencia de las revisiones puntuales llevadas a cabo en determinados colegios electorales, en virtud de las impugnaciones presentadas por las diferentes facciones políticas en liza, no hay quien aparte ya a Víktor Yanukovich -en la imagen superior- de la Presidencia de la República.
.
Entre tanto, Yuschenko -a la izquierda- continúa exhibiendo la misma escasa disposición de siempre ante la derrota -temo que ésta será la última de su carrera-, y ha dado a conocer el particular recuento de sus interventores, cuando se llevaban contabilizados alrededor del 56% de los votos emitidos, según puede leerse en las versiones rusa y ucraniana del diario Українська Правда (no así en su edición on line en Inglés):
.
"Staff de Yuschenko: procesados el 56,43% de los datos" (traducción literal)
.
Como bien sugiere en su comentario un lector habitual de este espacio, llama la atención el apoyo dispensado desde Occidente al eterno derrotado candidato. Personalmente, no veo mas que una explicación medianamente plausible: Yuschenko buscó -y encontró- el modo de diferenciar su opción personal alineándose contra la lógica de la transición política ucraniana, que resulta naturalmente más viable en las proximidades de la propia transición rusa -por razones históricas, culturales y genéticas que me atrevo a calificar de obvias.
.
En este tránsito, sobrevaloró el interés y las posibilidades prácticas de EE.UU y la Unión Europea para intervenir en el curso de la vida política y económica de su país. Cometió dicho error y lo multiplicó subestimando a los rusos. No obstante, mostrarse enemigo del Kremlin -que en el inconsciente colectivo del mundo desarrollado continúa siendo poco menos que el demonio rojo ancestral-, le concedió automáticamente el crédito necesario entre las naciones de nuestro entorno (y apostaría que ese crédito, más allá de las connotaciones morales implícitas, también incluía dinero líquido a fondo perdido en cantidades considerables).
.
Europa jamás ha tenido política frente al hecho ruso tras la desintegración de la URSS. No somos los Estados Unidos de Europa, por más que sea ésa la idea bucólica que pretenden inculcarnos a diario. Simplemente, no hemos nacido como tales. La UE, antes que nada, es una asociación de intereses; una especie de sociedad mercantil de carácter multinacional cuyo Consejo de Administración lleva años tratando de consensuar el porcentaje de acciones de los distintos socios. El inminente visto bueno que irremediablemente daremos a la Constitución Europea, votando como auténticos borregos un texto ampliamente ignorado en lo formal, y cuyo alcance se nos escapa por completo, pondrá las cosas en su sitio en materia de protagonismos, y tal vez otorgará a la idea comunitaria un plus de brillo institucional ... Y poco más.
.
Los rusos no tienen interés alguno en formar parte del ente occidental, que diluiría su singularidad y supondría la renuncia a recuperar parte de esa grandeza evaporada con el final de la era Soviética. Por más que la evidencia moleste a nuestra fibra sensible, la UE no es sino un gran mercado en el que Moscú ha ido aprendiendo a operar paso a paso. Eso no va a cambiar, ni habrá tampoco más protagonismo europeo al Este del Prut (Rumanía). Lo acontecido en Yugoslavia fue sólo posible porque un personaje débil y corrupto se había instalado entonces en el Kremlin (y bastante cara estamos pagando la aventura de los Balcanes, dicho sea de paso). Así que no era cabalmente previsible que Víktor Yuschenko reinase en Kíev como si tal cosa.
.
Puede que los perros vuelen un día; pero yo no me lo creo.

Etiquetas: , ,

 
2 Comentarios:
IMPORTANTE

▪ Procura que tu comentario guarde relación con el tema del día.
▪ Usa tu nombre o un alias cualquiera, pero no hagas comentarios anónimos, por favor.
▪ Eliminaré sobre la marcha cualquier anotación que incluya observaciones de carácter ofensivo.
▪ Todos los comentarios en entradas con antigüedad superior a 30 días están sometidos a moderación previa.

NOTA.- El formulario de publicación de Comentarios se abrirá en una pestaña independiente. Ciérrala cuando hayas concluido la tarea y a continuación presiona F5 para visualizar tus propias notas en la pantalla principal.
  • Publicado el domingo, 28 noviembre, 2004. Anonymous Anónimo escribió…

    Desde luego se te ve bien el plumero. Deberias haberte quedado con los moldavos esos y nacionalizarte. Ya solo te falta pedir el voto en contra de la constitucion europea.

     
  • Publicado el domingo, 28 noviembre, 2004. Blogger César escribió…

    No sé a qué clase de plumero te refieres; pero no vas tan desencaminado cuando sugieres que debería haberme quedado en el Este ... Debo advertirte, no obstante, que de los del "plumero rojo" -supongo que por ahí van los tiros- quedan ya muy poquitos por aquellas tierras. Y aunque creo humildemente que el mundo está muy mal y muy injustamente repartido, tengo tan poco de rojo como tú de perspicaz.

     
DÉJANOS TU COMENTARIO
◄◄ Regresar
 




Lo más leído
Entradas anteriores
Archivo ▪ Búsquedas internas















    Í n d i c e
Autor

acerca de mi



Facebook Twitter RSS

2004-2015 ▪ Desde mis gafas

Site Meter